· 

Margashirsha: Un mes para la práctica espiritual

Este 27 de noviembre ha comenzado el mes hindú de Margashirsha. Se dice que este es el mes más auspicioso del año. Esto no deja de resultar curioso, ya que hay otros meses como krtika o Chaitra en los que el tiempo es más cálido y hay festividades más importantes (como Rama Navami o Hanuman Jayanti). Sin embargo, Margashirsha, que durará hasta el 26 de diciembre, tiene un significado especial para nuestros ejercicios espirituales.

 

El mes de Margashirsha es el noveno mes lunar del calendario hindú. Es llamado así por el Nakshatra o estrella llamada Mrigashira. Cada mes hindú tiene el nombre de uno de estos nakshatras o estrellas. Cuando la luna aparece lo más cerca posible de una de ellas comienza su mes. En este caso, la luna está muy cerca de Mrigashira. La deidad regente de esta estrella es Soma, la divinidad del néctar de la inmortalidad. También se dice que su Señor es Marte, planeta de la acción y el valor, por lo cual toda acción emprendida en este mes viene con fuerzas redobladas. No en vano el mes es llamdo también Agrahayana (Agraha significa insistencia).

Otro aspecto es que la Diosa Parvati, la esposa de Shiva, tiene un cariño particular a este mes. Dado que Ella es la protectora del matrimonio, se dice que durante este mes es posible practicar austeridades con el objeto de conseguir pareja para casarse. Las Gopis de Vrindavan adoraron a Katyayani (una forma de Parvati) en este mes para obtener a krishna como esposo, y así recibieron Su Gracia. Él robó sus ropas mientras se bañaban y las hizo mostrarse desnudas ante Él. En la cultura védica un hombre sólo tiene derecho a contemplar a una mujer desnuda si es su marido. Por eso Krishna llevó este pasatiempo a cabo, para satisfacer el deseo de las Gopis de ser Sus esposas.

 

Parece ser que en la antigüedad védica este era el primer mes del año (el cual ahora corresponde a Chaitra). Tanta es su importancia, que el Señor krishna dice en la Bhagavad Gita: “Entre los meses, Yo soy margashirsha” dando a entender que este es el mes más importante. La misma guerra del Mahabharata comenzó, hace ya más de 5.000 años, en un día de margashirsha, concretamente el undécimo, el cual es llamado Mokshada Ekadashi. Esto significa que el auspicioso día en el que la Bhagavad Gitta fue cantada por el Señor Krishna fue en este día del mes de Margashirsha. Por ello, es apropiadamente un mes para seguir el camino espiritual. Incluso el nombre del mes significa: aquel que lidera (Shirsha: encabeza, lidera) el camino (Marga: camino, senda).

Además, el mes de Margashirsha es el más frío del año. Esto, que en occidente puede verse como un obstáculo, en India, donde el calor puede ser abrasador, es una ventaja para realizar el sadhana yóoguico o práctica espiritual. El clima se vuelve más templado, y por ello, realizar pranayamas o asanas que causen calor en el cuerpo puede ser muy ventajoso.

 

Al mismo tiempo, este es el último mes de Dakshinayana, la mitad del año en la que el Sol viaja hacia el Sur. En algunas tradiciones yóguicas, esta mitad del año es específica para realizar la práctica espiritual. En Uttrarayana, cuando el Sol empieza su camino hacia el norte, se dice que es la época para recoger los frutos de dicha práctica. Por lo tanto, estamos ante una gran oportunidad para practicar japa o repetición del mantra, upasana o meditación, yogasanas, o cualquiera que sean nuestras prácticas.

 

Por lo tanto, pongámonos inmediatamente manos a la obra ¡el tiempo es muy precioso! Cada segundo que pasemos practicando cuenta ¡Que nuestros esfuerzos por alcanzar al Supremo tengan éxito!

 

Shloka:

 

bṛhat-sāma tathā sāmnāṁ

gāyatrī chandasām aham

māsānāṁ mārga-śīrṣo ’ham

ṛtūnāṁ kusumākaraḥ