Código Ético  de KrishnaKali Yoga Ashram

1.       El Yoga es la antigua ciencia de reconexión entre el alma individual o Jiva, y el Alma Universal, que es llamada Atman o Alma Suprema por los yogis, Ishvara o Dios por los devotos, y Brahman o el Absoluto por los Vedantinos.

 

 

2.       El Yoga es la concentración de la mente en el interior. Es la aquietación de las ondas mentales.

 

 

3.       El Yoga es tanto un medio como un fin. Se llama Yoga a las prácticas físicas, mentales y espirituales para alcanzar al Supremo, en cuyo caso es un medio, y también al estado de Samadhi o Conciencia Divina, en cuyo caso es un fin.

 

 

4.       El Yoga es uno de los seis darshanas o escuelas filosóficas clásicas del hinduismo. Está indisolublemente enraizado en las culturas védica y tántrica de la India. Si bien no consideramos imprescindible ser hinduista para practicar Yoga reconocemos que su origen cultural, religioso e histórico ha de ser conocido para tener una verdadera dimensión de dicha disciplina.

 

 

5.       No existe Yoga sin Yama y Niyama. La base de toda práctica Yóguica sólo puede ser la moral refinada. Este ha de ser el fundamento y código ético de todo estudiante de Yoga.

 

 

6.       Un practicante de Yoga debe desarrollar en su vida la veracidad y tratar de decir la verdad y ser honesto en todos los aspectos de su vida. Esto es satyam

 

 

7.       Un practicante de Yoga debe tratar de no dañar a ningún ser, especialmente en lo que a su alimentación se refere. Por ello defenemos el vegetarianismo o veganismo como dieta ideal del Yoga. Esto es ahimsa.

 

 

8.       Un practicante del Yoga debe ser moderado en el comer, dormir, y en el disfrute sensorial. Debe tratar de enfocarse en su práctica sin distracciones mundanas. La castidad es especialmente importante en este contexto. Esto es Brahmacharya.

 

 

9.       Un practicante de Yoga debe evitar tomar lo que no es suyo, no sólo en cuanto a objetos o dinero, sino también en cuanto a tiempo, energía o mérito. Esto es asteya.

 

 

10.   Un practicante de Yoga debe vivir sin acaparar cosas que no necesita por compulsión. Esto es Aparigraha.

 

11.   Un practicante de Yoga debe ser limpio en su higiene personal, por medio del baño, la dieta pura y el no intoxicarse; y puro mentalmente, por medio de no criticar a nadie. Esto es Saucham

 

 

12.   Un practicante de Yoga debe conformarse con lo que la vida le depara con contentamiento y gratitud. Esto es santosha.

 

 

13.   Un practicante de Yoga debe llevar a cabo aquellas acciones que son para su desarrollo espiritual, aunque al principio no sean cómodas. Esto es tapas.

 

 

14.   Un practicante de Yoga debe estudiarse a sí mismo por medio de atma vichara, auto indagación, o por el estudio de la Escritura o la repetición del mantra. Esto es svadhyaya.

 

 

15.   Un practicante de Yoga debe fijar su mente en la meta, el Señor Supremo, o el Atman autoluminoso, con gran anhelo y devoción. Esto es Ishvara pranidhana.

 

 

16.   Todas las demás prácticas del Yoga dependen y se sustentan en los diez puntos anteriores.

 

 

17.   La devoción al Maestro espiritual y al linaje de Gurus es primordial a la hora de avanzar en dicho camino.

 

 

18.   El enfoque más importante del Yoga para nosotros es el servicio a la humanidad. De nada sirven las más altas realizaciones si no nos ayudan a hacer felices a los demás. La fraternidad universal, el servicio desinteresado y el amor a todas las criaturas son partes tan integrales del Yoga como el asana, pranayama y meditación.

 

 

19.   El avance en el Yoga no se mide por años practicados, destreza en los asanas, títulos adquiridos u homologaciones expedidas, sino por lograr humildad, caridad, bondad y devoción en nuestras vidas.

 

 

20.   Todo el código ético de nuestra escuela se resume en la enseñanza de Sri Swami Sivananda: “Sirve, ama, da, purifícate, medita y realízate”.