· 

Holi, la Festividad del Color

El jueves 21 de Marzo se celebra el festival conocido como Holi (según el calendario de España). Holi es la fiesta del color y la alegría. Hoy día el Holi es una de las fiestas hindúes más conocidas del mundo y se reproduce en muchos paises y culturas, muchas veces sin cuidado de la fecha o de su naturalea espiritual. En estos tiempos en los que se trata de convertir incluso las festividades religiosas en algo mundano y comercial, compartimos este texto de Sri Swami Sivananda, que explica el significado espiritual del Holi:


Holi, por Sri Swami Sivananda

En los días de antaño, había comunidades de caníbales en la India, que causaban muchos problemas. Amenazaban las vidas de muchos inocentes. Uno de ellos era Holika o Putana. Ella encontraba un inmenso placer en devorar niños pequeños. Sri Krishna la destruyó y así salvó a los pequeños. Aún hoy, la efigie de Holika es quemada en el fuego. En el Sur de La India, una figura de arcilla de Kamadeva (dios de la sensualidad) es quemada. Este es el origen del gran festival de Holi.

 

 

El festival comienza cerca de diez días antes de la luna llena del mes de Phalguna (febrero-marzo), pero usualmente sólo es observado durante los últimos tres o cuatro días, terminando con la luna llena. Este es el festival de primavera de los hindúes. Durante la estación primaveral, todos los árboles se llenan de flores de dulce aroma; están proclamando la gloria e imperecedera belleza de Dios. Ellos te inspiran con esperanza, alegría y nueva vida, y te impelen  a hallar al Creador y Habitante Interno, quien se halla escondido en estas mismas formas.

 

 

Holi es conocido como Kamadahana en el sur de la India, el día en el que Kamadeva fue calcinado por el Señor Shiva.

 

 

Otra leyenda cuenta que una vez, el nieto de una anciana iba a ser sacrificado a una demonia llamada Holika. Un sadhu aconsejó que el insulto y el lenguaje grosero someterían a Holika. La anciana buscó a varios niños e hizo que insultaran a Holika con malas palabras. El demonio cayó al suelo, muerto. Los niños entonces hicieron una hoguera con sus restos.

 

 

Conectada a esta leyenda de Holika se halla la historia de la devoción de Bhakta Prahlada al Señor Narayana, y su subsiguiente huida de las garras de Holika. El padre de Prahlada, Hiranyakashipu, lo castigó de muchas maneras para cambiar su mente devocional y hacerle de mente mundana. Falló en todos sus intentos. Al final, ordenó a su hermana, Holika, que sujetará a Prahlada en su regazo mientras entraba en las llamas ardientes. Holika así lo hizo. Ella se disolvió, pero Prahlada continuó, intacto y feliz. Él no fue afectado por el fuego por la Gracia del Señor Narayana.

 

 

Esta misma escena es representada todos los años para recordar a las gentes que aquellos que aman a Dios serán salvados, y que quienes torturan al devoto de Dios serán reducidos a cenizas. Cuando Holika ardió, la gente la insultó y cantó las glorias del Señor. En imitación de esto, hoy día la gente usa un lenguaje insultante, ¡pero por desgracia olvidan cantar las glorias del Señor y Su devoto!

 

 

En el Norte de India, la gente juega alegremente con agua coloreada. El tío salpica agua de colores sobre su sobrino; la sobrina unta polvos de colores en el rostro de su tía. Hermanos, hermanas y primos juegan unos con otros.  Grandes haces de madera son amontonados y quemados durante la noche, y por todas partes se oye el grito. “¡Holi-ho! ¡Holi-ho!”. La gente espera en las calles y salpica de agua de colores a cualquiera que pase, sea un hombre rico o un trabajador. No hay restricciones durante este día. Es como el Día de los Inocentes de los europeos. La gente compone y canta canciones especiales para Holi. El día del festival, la gente limpia sus casas, tira todos los objetos sucios o usados de su casa y los quema en el exterior. Así, las bacterias infecciosas son también destruidas. Mejoran las condiciones sanitarias de cada localidad.

 

 

Durante el día del festival, los niños danzan por las calles. La gente gasta bromas por la calle a los paseantes. Una gran hoguera es encendida para concluir el festival. Juegos representando las travesuras del joven Krishna tienen lugar alegremente alrededor del fuego. La gente toma un poco de fuego de esta hoguera para sus hogares. Se cree que esto purifica sus hogares, y  mantiene sus cuerpos libres de enfermedades.

 

 

Hoy día podemos ver a gente cayendo en todo tipo de vicios en nombre del festival de Holi. Algunos toman licores  intoxicantes como el vino de palma, y caen inconscientes por las calles. Pierden todo respeto por los ancianos y maestros. Gastan su dinero en bebidas y juegos de azar. Estos males deberían ser totalmente erradicados.

 

 

Festivales como el Holi tienen su propio valor espiritual. Además de las varias diversiones, hacen crecer la fe en Dios si son observados apropiadamente. Los festivales hindúes siempre tienen un significado espiritual. Llevan al hombre lejos de los placeres sensuales y los llevan gradualmente hacia el camino espiritual y la comunión divina. La gente lleva a cabo havan (rituales de fuego) y ofrece los primeros granos que han sido cosechados a los Dioses antes de usarlos.

 

 

En tales ocasiones debería haber adoración a Dios, reuniones religiosas y Kirtan, canto de los nombres del Señor, en lugar de simple salpicar de pintura y encendido de hogueras. Se debe pasar el tiempo en oraciones devocionales, visitar lugares sagrados, bañarse en aguas sagradas y satsang con grandes almas. Abundante caridad debe ser repartida entre los pobres. Sólo entonces el Holi será celebrado apropiadamente. Los devotos de Dios deben recordar los nectáreos pasatiempos del Señor en tales ocasiones.

 

Todos los grandes festivales religiosos tienen en ellos elementos religiosos, sociales e higiénicos. Holi no es una excepción. Cada estación tiene su propio festival. Holi es el gran festival de la primavera en India. Siendo una tierra de agricultura, los grandes festivales suceden durante la época de la cosecha, cuando los almacenes y graneros de nuestros labradores están llenos, y tienen razones para disfrutar de los resultados de su dura labor. La época de la cosecha es un momento festivo en todo el mundo.

 

 

El hombre necesita relajación y cambios después del duro trabajo. Necesita celebración cuando está deprimido por la acumulación de trabajo y ansiedades. Festivales como Holi le proveen con un tónico para restaurar su alegría y paz mental.

 

 

El elemento religioso en Holi consiste en la adoración de Krishna.

 

En algunos lugares es llamado también Dol Yatra. La palabra Dol significa literalmente “columpio”. Una imagen del Señor Krishna como un bebé es colocada en un pequeño columpio y decorado con flores y pintura de colores. Las puras e inocentes travesuras del pequeño Krishna con las alegres lecheras de Vrindavan son conmemoradas. Los devotos cantan el nombre de Krishna y cantan canciones de Hoy relacionadas con los juegos de Krishna con las Gopis.

 

 

El elemento social durante Holi es la unidad, el abrazo al grande y al pequeño, al rico y al pobre. El festival nos enseña a “que los muertos entierren a sus muertos”. Deberíamos olvidar los malos pensamientos del año pasado, y comenzar el año nuevo con sentimientos de amor, simpatía, cooperación e igualdad para con todos. También deberíamos tratar de sentir esta unidad con el Ser.

 

 

Holi también significa “sacrificio”. Quema todas las impurezas de la mente, tales como el egoísmo, vanidad y lujuria, con el fuego de la devoción y el conocimiento. Enciende el amor cósmico, la compasión, la generosidad, el altruismo, la veracidad y la pureza con el fuego de las prácticas yóguicas. Este es el real espíritu de Holi. Elévate del fango de la estupidez y la absurdidad y sumérgete profundamente en el océano de la Divinidad.

 

La llamada de Holi es para mantener siempre encendida la luz del amor divino en tu corazón. La iluminación interior es el verdadero Holi. De acuerdo con la Bhagavad Gita, la estación primaveral es la manifestación del Señor. Se dice que en Holi está Su corazón.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0