· 

El significado de OM

En el Skanda Purana se narra una fascinante historia sobre el significado de la mística sílaba OM. Un día, el Señor Shiva vio que Su hijo Karttikeya había alcanzado la edad de comenzar sus estudios. Por ello, lo mandó con Brahma, el dios de la creación, para que fuera su Guru. No había nadie más digno de enseñar al hijo de Shiva, puesto que en Brahma se hallaban todos los conocimientos védicos.

 

Karttikeya llegó al Satya-Loka, la morada de Brahma, y se postró ante su preceptor. En seguida le preguntó: “Oh, Brahmaji, ¿cuál es el significado de Om?”

 

Brahma le respondió: “Querido niño, quieres aprender demasiado deprisa. Primero aprende las letras del alfabeto. Om es el origen de todas las letras. Lo aprenderás después”.

 

Karttikeya no quedó convencido: “Oh, Brahmaji, debo probar a mi Guru en orden de saber si es digno de dar enseñanza ¿conoces en verdad el último significado de Om?”

 

Brahma tuvo que confesar que no lo sabía.

 

 

Karttikeya abandonó el mundo de Brahma y volvió con su padre. Cuando le contó lo sucedido a su padre, éste le dijo: “¡Oh, hijo Mío, Brahma es el creador del universo, deberías aprender de él!”.

 

Karttikeya replicó: “No conoce el significado de Om. ¿Puedes enseñármelo Tú?”

 

Shiva confesó: “Ni siquiera Yo lo conozco”.

 

Karttikeya dijo: Oh, Padre, entonces Yo mismo te lo revelaré. Pero primero debes darme el asiento del Guru”

 

En la tradición védica el Guru debe estar sentado más alto que el discípulo. Shiva entonces subió a Su hijo a Sus hombros, y Karttikeya le habló al oído:

 

“OM es la Sílaba Sagrada. Hay tres sonidos en ella, conocidos como matras: “A”, “U” y “M”. Cuando la “A” y la “U” se unen, forman la “O”, y cuando la “M” toma lugar a su lado, forman “OM”.  Cuando alguien comienza a hablar, en cualquier idioma, al abrir la boca, el sonido “A” sale naturalmente de ella; una vez que ha hablado, al cerrar sus labios, el sonido “M” es el que aparece; al hablar, con los labios entreabiertos, es la letra “U”, la que suena. Así, todo lo que pueda ser pronunciado por labios humanos, procede sólo de OM.

 

OM es también el Señor Supremo. El mundo entero en estado despierto es expresado en la letra “A”; El sueño con ensueños es expresado en la letra “U”; y la experiencia del sueño profundo es expresada en la letra “M”. el universo entero pasa constantemente por estados de vigilia, sueño con ensueños y sueño profundo. OM completo es Dios mismo, que está más allá de los tres estados pero los contiene en sí.

 

OM es tanto Dios con cualidades, que puede ser experienciado en los tres estados, como el Brahman más allá de la forma, que es experienciado más allá de estos estados. Durante la pronunciación de OM, “A” se sumerge en “U”, y “U”, se sumerge en “M”; finalmente “M”, se sumerge en el silencio. Este silencio es también OM. Durante su pronunciación, OM es Ishvara, el Señor Supremo. Tras su pronunciación, en el silencio, OM es el Brahman inmaculado. Ambos son uno y el mismo. Aquel que conoce esto, se sumerge en el estado más puro, que es Paz, Bondad y No Dualidad: Shantam, Shivam, Advaitam”.

 

Esto fue enseñado por Karttikeya al Señor Shiva. Y Parvati, la esposa de Shiva, llena de gozo, dijo: ¡Oh, hijo Mío! Te has convertido en el Maestro (Swami) de Mi Señor (Natha). Desde entonces, Sri Karttikeya es llamado también Swaminatha. El lugar donde esta enseñanza fue dada, es llamado Swamimalay, en Tamil Nadu.

 

Uno no debe escandalizarse por ver que en esta historia el Señor Shiva es mostrado como menos sabio que Su hijo. Karttikeya es no-diferente de Su padre. Shiva es naturalmente omnisciente; Él lleva a cabo estos pasatiempos sólo para transmitirnos una enseñanza: La sabiduría que nos confiere el verdadero Guru es mayor que cualquier estado o rango. Incluso Dios mismo se inclina ante este conocimiento sagrado.

 

Shloka:

ṣaḍ-ānanaṃ kunkuma-rakta-varṇaṃ

mahā-matiṃ divya-mayūra-vāhanam l

rudrasya sūnuṃ sura-sainya-nāṭhaṃ

guhaṃ sadāhaṃ ṣaraṇaṃ prapadye

 

Siempre me refugio en Guha (Karttikeya) que tiene seis caras, es de color rojo como el azafrán, posee un gran conocimiento, tiene por montura el pavo divino, es el hijo de Rudra (Śhiva) y es el jefe del ejército de los Dioses.