· 

¿Dónde está el verdadero Demonio? por Sri Swami Chidananda

En el hinduismo, todo es el mismo Brahman (el Ser Supremo). “Sarvam Khalvidam Brahma”.  No existe el diablo. En otras religiones hay un Dios y hay un diablo. Satán existe en el cristianismo; Arihman en la religión parsí, pero en el hinduismo todas las cosas son Brahman. Entonces ¿Dónde está el diablo? Tan sólo en la mente. Por lo tanto, ya sea que vivas en Uttarkashi o en Bombay, no puedes escapar de tus sentidos y tu mente, y mientras no sepas cómo tratar con ellos, cómo manejarlos, continuarán manejándote a ti y usándote, en resumidas cuentas. ¿y qué sucederá al final? Tu virakti (desapego) y todas estas cosas desaparecerán. A menos que uno se vuelva hacia el interior y trate de comprender la maquinaria interna,  uno no puede hacer sadhana (práctica espiritual) satisfactoriamente.

 

 

Esta maquinaria interna (la mente) te seguirá dondequiera que vayas. No puedes dejarla en Bombay y venir aquí a trabajar. Pero aunque pudieras, sin mente no puedes pensar en Dios; sin ella no puedes concentrarte o meditar; sin ella no hay smarana (reflexión) ni Dhyana (meditación). Sin mente y emociones, pensamientos y sentimientos, no se puede tener Bhava y Bhakti (humor devocional). Por tanto, la mente es el instrumento. Es neceaaria, y al mismo tiempo, si no es apropiadamente comprendida y gestionada, se vuelve tu perdición. Así pues, es un mal necesario que debe ser convertido en una bendición.

 


¿Cómo purificar asuddha manas, la mente impura? Preséntale batalla, escarméntala, modérala, purifícala, y conviertéla en suddha manas (mente pura) de tal modo que se vuelva tu amiga. Esta es una parte del Yoga no menos importante que Kirtan, Japa y cosas así. Todo aspirante debe usar su inteligencia debe llevar a cabo la importante tarea de conocer sus sentidos y su mente. No puedes manejar una cosa revoltosa a no ser que la comprendas. A menos que el conductor conozca los hábitos del caballo, no podrá conducirlo. Esta es pues, una parte importante del sadhana o práctica espiritual.  

 

Shloka:

 

bandhur ātmātmanas tasya

yenātmaivātmanā jitaḥ

anātmanas tu śatrutve

vartetātmaiva śatru-vat

 

Para aquel que ha conquistado la mente, ésta es el mejor de los amigos; pero para aquel que no lo ha hecho, la mente permanecerá como su peor enemigo.