· 

El triple significado de Asana

Cuando hablamos de la parte física del Yoga, la palabra asana siempre viene a colación. Entendemos asana comúnmente como la postura corporal que se adopta en el Hatha Yoga, y sin embargo, extendiendo el significado de la palabra, podemos ver que su definición se desarrolla mucho más allá de tal definición.

 

 

Asana, literalmente, significa “asiento”. De la raíz āsa: sentar. Por tanto, las acepciones de esta palabrapueden contener diversos matices y significados, como sucede tan a menudo con los términos sánscritos.

Para empezar, asana puede ser literalmente el asiento de un yogi, es decir, el lugar preparado para que éste se siente. La Bhagavad Gita (VI;11) nos explica cómo debe hacerse un asana con hierba kusha, una piel de venado y una tela, especificando que se haga en un lugar “ni muy alto ni muy bajo”, buscando el equilibrio energético para que el yogi pueda meditar en paz. Por extensión, un asana es cualquier soporte donde el practicante se sienta, habiendo asanas rituales para los brahmanes que realizan ceremonias, asanas muy elevados para mostrar respeto al guru, e incluso a las modernas esterillas de yoga se las puede llamar asana, ya que sobre ellas se sienta el alumno para practicar.

 

La segunda acepción de asana es la más conocida, habla de la postura en sí. Sin embargo, no deja de ser un asiento. Es el asiento del cuerpo, es decir, la forma en la que el cuerpo se “asienta” para meditar. Según Hatha Pradipika, otorgan salud y flexibilidad al cuerpo y lo convierten en un vehículo apropiado para la meditación. Yoga Sutras de Patanjali explica que el asana debe ser “firme y confortable”, es decir, debe establecerse firmemente, sin que el cuerpo tiemble, y al tiempo debe hallarse libre de tirantez, hacerse cómoda al cuerpo, de modo que la meditación sea viable. En el Hatha Yoga Hay 8.400.000 asanas, y sólo el Señor Shiva los conoce todos. De estos, nos ha dado 84 aptos para los mortales, aunque las variantes de cada asana son innumerables. En general se diferencian entre asanas meditativos, que suelen ser posturas en las que sentarse, como padmasana y otras, y asanas culturales, es decir, los que ejercitan y tonifican el cuerpo, como sarvangasana, pascimottanasana, etc.

 

El tercer significado de asana es quizás el más desconocido y esotérico, en el que el asana es el asiento de la mente. También en los Yoga Sutras se nos dice que el asana se vuelve perfecto cuando la mente se enfoca en el infinito. Es decir, el “asiento” de la mente, el asana, sucede realmente cuando la mente no vacila, cuando permanece en perfecta estabilidad sin fluctuación. Esta actitud de quietud mental se haría aún más estable a través del pranayama, o control de la respiración, el cual nos prepara para los pasos mayor profundidad: interiorización, concentración y meditación.

 

Así, el significado de asana se revela diverso y rico, mostrando la variedad de niveles en el Hatha Yoga, un sistema no tan “físico” como se pudiera pensar.

 

 Shloka:

 Pīthāni kumbhakāścitrā divyāni karanāni ca

 sarvānyapi hathābhyāse rājayogaphalāvadhi

 

 Asanas, retenciones varias y las eficaces mudras, todos deben practicarse hasta lograr el fruto, es decir el Raja Yoga.