· 

Siete consejos para tu Sadhana, por Sri Swami Sivananda

1-Todo aspirante en el Yoga debería tener una rutina concreta. Uno puede hacer algunos cambios en el tiempo aquí y allá; pero cada elemento de la rutina debe estar ahí. El mero parloteo vedántico no ayudará en el camino espiritual. Debes ser muy estricto en observar puntualidad, y cada elemento de la rutina debe ser llevado a cabo a cualquier coste. El tiempo dado a la meditación, japa (repetición del mantra), asana y pranayama debería ser gradualmente incrementado.

 

 

2-Tan pronto como te levantes, evacúa tus intestinos primero; lava tus manos, piernas y rostro si no puedes tomar un baño; luego siéntate para meditación y otras prácticas yóguicas.

 

 

3-Después de la práctica regular por algunos días, si incrementas el tiempo de hacer asanas, pranayama y meditación, tendrás que repartir algún otro elemento con los deberes domésticos y el paseo matutino. En vacaciones puede usarse más tiempo para prácticas espirituales.

 

 

4-Durante el período de estudio matutino, deberías leer la Bhagavad Gita, las Upanishads, el Ramayana, etc. Durante el estudio nocturno, puedes leer otros textos filosóficos y diarios. Estos dos elementos serían como las lecturas “obligatorias” y las “orientativas” de los alumos. Puedes usar el tiempo de responder el correo y escribir cartas para el estudio.

 

 

5-Por la tarde puedes combinar exitosamente algunos ejercicios físicos con algunas rondas de pranayama. Mientras practicas pranayama y también haciendo otros trabajos, puedes hacer japa mentalmente.

 

 

6-Cuando hagas kirtan (canto devocional) por la noche, incluye a los miembros de tu familia, amigos, vecinos, y empleados. Después, reparte prasad (comida bendecida).

 

 

7-De todo servicio desinteresado, cuidar al enfermo es el más elevado. Si no puedes hacer esto, da instrucción privada a estudiantes pobres o haz caridad.

 

 

Si eres constante, sincero  y serio, en seis meses hallarás una felicidad inexpresable, paz mental y felicidad pura. Se hará luz en tu rostro. Tal hombre, es una bendición para el mundo entero. Este tipo de sadhana sólo puede darte eterna felicidad y satisfacción.

 

 

Swami Sivananda

 

 

Shloka:

 

yoga-yukto viśuddhātmā
vijitātmā jitendriyaḥ
sarva-bhūtātma-bhūtātmā
kurvann api na lipyate

 

 

Aquel que está firmemente dedicado al Yoga, que es un alma pura y que controla la mente y los sentidos, cuyo Ser es el ser de todos, jamás se enreda.