· 

Canto de las 18 virtudes, por Sri Swami Sivananda

1. SERENIDAD

Permanece tranquilo interiormente. Deja que la paz interior y la alegría sean  irradiadas a través de un rostro sereno. Un rostro sereno es pacífico, sonriente  y serio y no denota emociones violentas. Es como la superficie de un lago  en calma.

 

2. REGULARIDAD

Sé regular en tus hábitos diarios, en tu trabajo y en tus prácticas  espirituales. Levántate a una hora determinada. Sé puntual en tus  actividades diarias. Estarás libre de preocupación, miedo, ansiedad,  irregularidad y trabajo inútil. Harás lo correcto en el momento correcto.

 

3. AUSENCIA DE VANIDAD

No presumas sobre tu nacimiento, posición, calificaciones y logros  espirituales. Elogia a otros. Ve lo bueno en todo. Trata incluso a las  criaturas más humildes como a un igual y con respeto.

 

4. SINCERIDAD

Que tus palabras estén de acuerdo con tus pensamientos; que tus acciones  estén de acuerdo con tus palabras. Que haya armonía entre tus  pensamientos, palabras y acciones.

 

5. SIMPLICIDAD

Sé auténtico. Sé simple en tu discurso. No tergiverses las palabras y los  conceptos. Sé directo; evita la diplomacia, la astucia y la deshonestidad. Sé  simple en tu vestimenta. Sé simple en tu alimentación.

 

VERACIDAD

Sé sincero. Sé fiel a tus promesas. No exageres. No tergiverses los hechos.  Piensa dos veces antes de hablar. Di la verdad. Habla dulcemente. Sé  preciso en lo que dices.

 

7. ECUANIMIDAD

Mantén la calma. Soporta el insulto pacientemente. Soporta con calma la  injuria, el sufrimiento, los fracasos y la falta de respeto. No te regocijes por  la alabanza, el placer, el éxito y el honor. Observa a ambos con idéntica  mirada. Compórtate igual con amigos y enemigos. Nunca dejes que algo  perturbe tu paz interior.

 

8. FIRMEZA

Recuerda que no puedes lograr nada si eres inconstante. Elige tu meta o  ideal y recuérdalo siempre. Nunca dejes que tu mente se aparte del mismo  ni siquiera por un momento.

 

9. NO IRRITABILIDAD

La irritabilidad es precursora de violentas explosiones de cólera. Observa  cuidadosamente la alteración del equilibrio mental. Vigila las ondas de ira  que pueden elevarse en el lago de la mente. Detenlas en ese momento. No permitas que alcancen mayores proporciones. Entonces lograrás la paz.

 

10. ADAPTABILIDAD

Comprende bien la naturaleza de las personas con las que entras en  contacto. Ajusta tu forma de aproximarte a ellas. Ajústate tú mismo de  modo que puedas agradarles. Soporta alegremente las excentricidades de  los demás. Reacciona siempre de manera armoniosa. Sirve y ama a todos.  Siente que el Señor habita en el corazón de todos como el Ser de todo.

 

11. HUMILDAD

Respeta a todos. Inclínate con las manos unidas ante todos. No hables en  voz alta delante de ancianos y personas venerables. Mira los dedos de los  pies mientras caminas. Observa al Señor en todos y siente que eres Su  siervo y por lo tanto el siervo de todos. No consideres a nadie inferior a ti.

 

12. TENACIDAD

Esta es la compañera natural de la fijeza. Una vez que hayas fijado tu  objetivo y elegido tu camino adhiérete a ellos. No vaciles. Sé firme. Nunca cedas en tus principios fundamentales. Mantén la actitud: “Yo puedo renunciar a mi vida pero no me apartaré del camino; no romperé mis votos.

 

13. INTEGRIDAD

Desarrolla una personalidad íntegra. Ata todos los cabos sueltos de tu carácter. Conviértete en un hombre de principios morales elevados. Lleva  una vida de rectitud. Deja que la rectitud emane desde ti su suave fragancia. Todos confiarán en ti, te obedecerán, te respetarán y te reverenciarán.

 

14.NOBLEZA

Rechaza la mezquindad como al estiércol y al veneno. Nunca mires los defectos de otros. Aprecia siempre las buenas cualidades de todos. Soporta dignamente. Nunca te rebajes a pensamientos, palabras y acciones innobles.

 

15. MAGNANIMIDAD

Adopta una visión amplia de las cosas. Ignora las faltas de los demás. Ten  grandeza y una mente noble en cualquier cosa que hagas. Evita las conversaciones tontas y parloteos infantiles. No permitas que tu mente se ocupe de cosas pequeñas e insignificantes.

 

16. CARIDAD

Da, da y da. Este es el secreto de la abundancia. Irradia pensamientos de  bondad y amor. Perdona las faltas de otros. Bendice a quien te hiere. Comparte con otros lo que tienes. Esparce el conocimiento espiritual a  todos y a cada uno. Utiliza la riqueza material, el conocimiento y la sabiduría espiritual que posees como un don divino.

 

17. GENEROSIDAD

Sé generoso al dar. Ten un gran corazón. No seas avaro. Deléitate con la  alegría de los demás, haciéndolos felices. La generosidad es la virtud  hermana de la caridad. Es el cumplimiento de la caridad, la magnanimidad  y la nobleza.

 

18. PUREZA

Ten un corazón puro. Erradica la lujuria, la ira y la codicia. Ten  pensamientos puros. Piensa siempre en Dios. Piensa en el bienestar de  todos. Que haya pureza en tus palabras, nunca pronuncies palabras duras o  crueles. Ten un cuerpo puro. Mantenlo limpio y saludable. Que tu  vestimenta y tu entorno estén limpios. Observa las reglas de higiene física,  moral y espiritual.

 

 

Shloka:

 

śamo damas tapaḥ śaucaṁ

kṣāntir ārjavam eva ca

jñānaṁ vijñānam āstikyaṁ

brahma-karma svabhāva-jam

 

Serenidad, dominio de sí, austeridad, pureza, tolerancia, honradez, conocimiento, sabiduría, y religiosidad; estas son las cualidades de los brahmines, procedentes de su naturaleza.