· 

Diez consejos para la adoración diaria

Uno de las prácticas más hermosas del hinduismo es la adoración a la deidad. Al contrario que en otras religiones, ésta no está reservada únicamente a los sacerdotes, sino que cualquiera puede tener una deidad en su casa y hacerle adoración, cumpliendo, claro está, ciertos requisitos de limpieza y respeto que se le debe a la Divinidad. No obstante esto, las maneras de adoración son muchas y muy diversas, y lo verdaderamente importante, más que el procedimiento, es la devoción con la que uno se acerca al Señor. Dicho esto, hay algunas normas que resultan convenientes para llevar cualquier ritual a cabo o para la oración diaria. Estas son algunas de ellas:

 

 

1-Es conveniente llevar dos piezas de tela limpias y no cosidas (como el dhoti) como vestido en el momento de hacer la adoración. En países donde hace frío esta norma no puede aplicarse, y se permiten también otras prendas.

 

 

2-Uno debe tomar un baño antes de la adoración. Si, por razón del clima u otras esto no es posible, uno puede lavar sus pies y boca. Si aun no es posible, sólo la boca, y si todo lo anterior no es posible, uno puede visualizar mentalmente que se lava de pies a cabeza.

 

 

3-Uno no debe sentarse directamente en el suelo para la adoración. Lo mejor es usar un asana (asiento) de hierbas trenzadas, de tela o algodón.

 

 

4-Es aconsejable no haber comido antes de hacer las oraciones. Tras concluir el rezo o ritual, uno puede comer. Si esto no es posible, es al menos importante que la comida que se ingiera antes del ritual sea vegetariana, por respeto al Señor Supremo. Si nada de esto es posible, al menos uno debe tomar un baño antes del ritual.

 

 

5-Es más auspicioso sentarse de cara a la dirección Este para rezar. Si esto no es posible, uno puede encararse al norte. De este modo, estará en conexion con los grandes sabios de los Himalayas.

 

 

6-Si uno reza con un rosario de 108 cuentas o mala, es mejor cubrirlo con una pieza de tela, o llevarlo en una bolsa.

 

 

7-La ropa blanca es preferida por el Señor Shiva. La Madre Divina, el Señor Ganesha y Hanuman prefieren la ropa roja, mientras que al Señor Vishnu, Rama y Krishna, les gusta mucho la ropa amarilla. Uno puede llevar ropas de estos colores para adorar a los distintos devas, o vestir a las deidades según sus preferencias. Estos colores también pueden aplicarse en las flores que se ofrezcan. No es recomendable llevar ropa negra para la adoración.

 

 

8-Es aconsejable que los brahmanas o aquellos que hacen adoración diaria al Señor lleven siempre un collar de semillas de rudraksha o de cuentas de tulasi alrededor del cuello. Otros collares, como los de sándalo, cuarzo y otras piedras son permitidas, pero no se deben llevar de hueso, puesto que han sido obtenidos con violencia.

 

 

9-Es muy adecuado adorar al Señor Vishnu en luna llena, o en ekadashi (el undécimo día de la quincena lunar) Shiva es muy complacido por ser adorado en el decimotercer día, mientras que Ganesha puede adorarse en el cuarto y Karttikeya en el sexto. A Kali Maa le place mucho la adoración en luna nueva.

 

 

10-Si uno no puede encontrar los elementos adecuados para adorar a la deidad, tales como flores, incienso, etc, uno no debe preocuparse. Todos los elementos faltantes pueden ser sustituidos por unos granos de arroz. Lo que el Señor acepta no son los elementos en sí, sino el puro amor y la devoción a Sus pies.

 

 

Seguir este tipo de normas es muy aconsejable para los aspirantes espirituales, ya que refuerza la devoción y mejora la concentración, ayudando a meditar más plenamente en el Señor Supremo, pero uno no debe pensar que si por descuido  no sigue los preceptos, Dios se enfadará con él o que el resultado de los rituales será nulo o traerá desgracias, como se ha dicho a veces. El Señor ama a todos Sus hijos por igual. Si uno le hace adoración con más o menos pericia, Su amor por el devoto no disminuirá ni un ápice. Por supuesto, esto no significa que uno deba ser indolente respecto a las normas rituales. Debemos acercarnos a los Divinos Pies con toda nuestra pericia y tanto como nos sea posible hasta reconocernos como de Su misma naturaleza.

 

Shloka:

 

 mantratas tantrataś chidraṁ

 deśa-kālārha-vastutaḥ

 sarvaṁ karoti niśchidram

 anusaṅkīrtanaṁ tava

 

Puede haber discrepancias en cuanto a los mantras, acciones rituales, lugar, tiempo, persona o parafernalia. Pero allí donde se canta Tu santo nombre, todas las cosas se vuelven perfectas.