· 

¿Era el Buddha un avatar?

El Budismo es considerado en ocasiones como una escisión del Hinduismo. Mientras que ambas fes guardan muchas similaridades, como la creencia en Karma y reencarnación, la práctica de Ahimsa o No-Violencia, algunos mantras en común (como el OM), etc., también tienen grandes diferencias teológicas. El Budismo es, en la mayoría de sus escuelas, no-teísta, mientras que el Hinduismo mantiene, en la mayoría de sus escuelas, la creencia en Ishvara o Dios. El Budismo Madhyamika o Hinayana sostiene la teoría de Anatma, es decir, que no existe un alma o Ser esencial como sustrato de los fenómenos, mientras la mayoría de las escuelas del Hinduismo son Atmavada, es decir, sostienen la idea de Atman o Ser esencial.

 

Por supuesto, estos son temas muy complejos como para exponerlos en unas pocas líneas. Las escuelas del Budismo son muchas y muy diferentes, así como las del Hinduismo, y algunas escuelas budistas son muy semejantes a la visión hindú. En lo que sí se diferencian ambas escuelas es en su concepción de Siddharta Gautama, más conocido como el Buddha o el “Despierto”.

 

En el Budismo existe la idea de que algunas almas que han alcanzado el estado de Buddha en ciclos cósmicos anteriores, vienen de nuevo a la tierra para enseñar el Dharma Budista. Así pues, para los Budistas, Buda es un ser que ha alcanzado la Iluminación completa; en el Hinduismo es un poco más complejo.

 

Esto es debido a que muchas de nuestras Escrituras dicen que el Buddha era uno de los diez avatares o descendimientos del Señor Vishnu, concretamente el noveno. Algunos hindúes rechazan esto, diciendo que el noveno avatar fue Balarama, el hermano del Señor Krishna, pero lo cierto es que el Buddha aparece como Avatar de Vishnu en el Bhagavata Purana, el Bhavishya Purana, y el Agni Purana entre otros.

 

La misión de este Buddha Avatar es expandir enseñanzas que rechazan los Vedas para que, aquellos que no tienen respeto por los rituales védicos, no interfieran en ellos, extraviándolos con estas engañosas enseñanzas. Esto es visto como una ofensa por los Budistas, ya que presenta las enseñanzas del Buddha como heréticas y falsas. Un hindú respetuoso de las demás tradiciones dhármicas no debería dar soporte a estas ideas irrespetuosas con los budistas. Pero entonces, ¿están equivocadas las Escrituras?

 

La respuesta es: No, las Escrituras están en lo cierto, porque el Buddha que se menciona en los Puranas y Siddharta Gautama el Buddha, sencillamente no son la misma persona.

 

De los avatares del Señor Vishnu, tal como son descritos en el Padma Purana, se sabe que dos de ellos son habitantes del agua: Matsya y Kurma; dos son habitantes de la tierra: Varaha y Narasimha; cuatro son brahmanas: Vamana, Parashurama, Buddha y Kalki; y dos son Kshatriyas: Rama y Krishna. También Krishna, en Su aspecto de Vrajendra Nandana, es un vaishya. En el Bhavishya Purana se explica que el Buddha Avatar nació en una familia de brahmanas, y en el Srimad Bhagavatam se dice que nació en la región de Kikata, la cual es asimilada a la actual región india de de Gaya en Bihar, mientras que el Buddha Siddharta, nació en Kapilavastu, hoy día Nepal, en un clan kshatriya, de reyes.

 

Por lo tanto, el Buddha de los Puranas fue un brahmana nacido en Gaya, mientras que el Buddha fundador del Budismo fue un kshatriya nacido en Nepal. Su familia también es distinta, puesto que el Bhagavatam considera a Buddha como hijo de Anjani, mientras que la madre del Buddha de los budistas es llamada Maya.

 

Según esta visión, sería el filósofo Amarasimha quien confundió a los dos personajes en su obra Amarakosha. Otra fuente de confusión es que ambos Buddhas pertenecían al linaje Gautama, pero las diferencias de familia, varna, lugar de nacimiento e incluso tiempo, dejan patente que eran dos personas diferentes.

 

El Buddha Avatar en efecto apareció para desviar a algunas personas de la realización de rituales ya que los realizaban de manera irrespetuosa. Estas personas eran muchas y el Dharma corría peligro de caer en descrédito. Por eso el Señor Vishnu apareció con la misión de enseñar esta doctrina que rechazaba los rituales védicos a fin de que, por un lado, dejaran en paz los yajñas o rituales, y por otro se vieran beneficiadas por esta doctrina con los principios de la no violencia, etc, y de este modo pudieran elevarse a una posición desde la cual fueran aptos para respetar el Yajña védico. Una vez que ya no fue necesaria su intervención, esta enseñanza desapareció

 

Pero este Buddha no tiene que ver con el Budda Siddharta Gautama y su enseñanza. En realidad el Buddha Siddharta nunca condenó los Vedas, sino su mala interpretación. Él no abolió los varnas, sino que estableció su verdadero significado, como puede leerse en el capítulo 26 del Dhammapada. Hoy en día los hindúes y los budistas tienen en su mayoría una buena relación, y ninguno de los dos debería sostener opiniones ofensivas sobre el otro. Las religiones Dhármicas como Hinduismo, Budismo, Sikh y Jaina tienen una base y meta común: el logro de la paz espiritual y definitiva; por lo tanto, el respeto a todas estas fes no puede traer sino concordia y prosperidad a todos.

 

Shloka:

 

Yasya sabhrū-bhramākampā

Māra-rāmāḥ sa-sainakāḥ

Cakrur na rāgaṃ na dveṣaṃ

Sa śāntyai sugato’stu vaḥ

 

Que aquel que alcanzó la iluminación, aquel que no sintió atracción ni rechazo por los incontables ejércitos de cortesanas que el señor de lo mundano le envió para tentarle, te traiga la paz.