· 

Rudraksha, usos y variedades

Las personas familiarizadas con la cultura hindú conocerán sin duda la semilla de rudraksha como un elemento sagrado. Como es sabido, se considera que las bayas de este árbol de la familia eleocarpus son las lágrimas del Señor Shiva, y por tanto están consagradas a Él. La misma palabra alude a su origen, siendo Rudra uno de los nombres de Shiva, y aksha “ojos”. Usualmente son llevadas en collares y pulseras por los devotos de Shiva, y utilizadas para hacer malas o rosarios de meditación a fin de repetir Sus santos Nombres. Sin embargo, no son tan conocidas las distintas variedades de este fruto sagrado y su significado.

 

En la Rudraksha Jabala Upanishad, una Escritura perteneciente al Sama Veda, el Señor Shiva, bajo el nombre de Kalagni-Rudra, instruye al sabio Sanatkumara sobre las distintas caras y usos del rudraksha.

 

Si observamos una baya detenidamente, veremos que está dividida en secciones. Lo más común es que contemos cinco secciones, ya que esta es la variedad más divulgada y conocida; no obstante, hay semillas con muchas más (y muchas menos) caras. El Señor Kalagni-Rudra las menciona todas, así como la deidad que las preside y su uso, tal como sigue.

 

  1. Eka Mukhi: Rudraksha de una sola cara, dedicada al Brahman Supremo. Concede la unión con el Brahman.
  2. Dvi Mukhi: Rudraksha de dos caras, dedicada a Ardhanarishvara, la forma de Shiva-Shakti combinados, mitad hombre y mitad mujer. Concede la Gracia de dicha Divinidad.
  3. Tri Mukhi: de tres caras, dedicada a Agni, dios del fuego. Concede la Gracia de Agni.
  4. Chatur Mukhi: de cuatro caras, dedicada al Señor Brahma, dios creador. Concede la gracia de Brahma.
  5. Pancha Mukhi: de cinco caras, representa a Shiva. Destruye los pecados, aún el de homicidio.
  6. Sad Mukhi: De seis caras, consagrada a Karttikeya, el hijo de Shiva. Concede la pureza de la mente. Taambién se consagra al Señor Ganesha.
  7. Sapta Mukhi: de siete caras, consagrada a las siete Madres Divinas (Matrikas); concede buena salud y riqueza material.
  8. Ashta Mukhi: de ocho caras, consagrada a los dioses Vasus. Se obtiene la Gracia de los Vasus y la veracidad de palabra.
  9. Nava Mukhi: De nueve caras, se consagra a las nueve Durgas. Se obtienen los poderes del Yoga.
  10. Dasha Mukhi: de diez caras, Consagrado a Yama, dios de los muertos y señor de la justicia. Se obtiene paz.
  11. Ekadasha Mukhi: De once caras, dedicado a los dioses rudras, expansiones de Shiva, se obtiene el incremento de la riqueza.
  12. Dvadasha Mukhi: De doce caras, consagrada al Señor Vishnu, se obtiene la Liberación Espiritual.
  13. Trayodasha Mukhi: de trece caras, consagrada a Kaadeva, dios del amor y el deseo. Se obtiene su gracia, y la satisfacción de todos los deseos mundanos.
  14. Chaturdasha Mukhi: De catorce caras, dedicado al Señor Rudra, se obtiene la curación de las enfermedades.

Así, la Rudraksha Jabala Upanishad clasifica los tipos de rudraksha por su número de caras, sin embargo uno no debe pensar que por llevar, por ejemplo, una rudraksha de nueve caras obtendrá de inmediato la gracia de Durga. Uno debe rezar a la Madre Durga con todo su corazón, y esforzarse por hallar y despertar la energía dormida en la rudraksha.

 

El poder de las semillas de rudraksha emana directamente del Señor Shiva. Es Su gracia personificada en el reino vegetal. No surte ningún efecto con quienes sólo buscan dinero y poder, pero enaltece a los devotos que con amor en sus corazones se adornan con collares de rudraksha para complacer al Señor Maheshvara. Que Él, que mora en la cima del Kailash nos bendiga por medio de Sus semillas sagradas.

 

Shloka:

Gaurīvara manohara

Śiva śaṇkara śiva śaṇkara,

Gaṇgā-dhara Jaṭā-dhara,

Pināka-pāṇi Maheśvara'

 

¡Oh, Señor de Gauri, encantador del corazón, Shiva Shankara, quien lleva en su pelo enmarañado a la diosa del Ganges, portador del arco Pinaka, oh, eres el Señor de señores!