· 

La bandera de Arjuna

En la Bhagavad Gita, observamos que Arjuna, el príncipe Pandava es llamado Kapi-Dhvaja, “aquel que lleva un mono en su bandera”. En efecto, la bandera del carro de Arjuna tiene en su emblema a Hanuman, el dios mono. Una historia del Mahabharata explica la razón de ello.

 

Como cuenta la gran épica, los cinco hermanos Pandavas, Yudhisthira, Bhima, Arjuna, Nakula y Sahadeva, fueron exiliados al bosque junto con su esposa Draupadi por una intriga del malvado rey Duryodhana. En aquella época, Draupadi encontró una flor muy bella, y dijo a Bhima “¡Oh, Bhima, esposo! ¡Mira qué flor más hermosa! ¿puedes encontrarme más como esta?”

 

Bhima estaba encantado de poder servir a su esposa. Bhima era un héroe portentoso, hijo del dios del viento, y poseía una fuerza jamás vista en ser humano alguno. Era capaz de matar un elefante con sus propias manos. Se internó profundamente en el bosque; armaba un estruendo enorme buscando las flores, y perturbaba el descanso de las criaturas silvestres. En aquel bosque moraba el gran dios Hanuman. Oyendo el ruido que hacía Bhima, perturbando a los animales del bosque, quiso darle una lección.

 

Buscando las flores, Bhima vio de pronto que un anciano mono estaba tumbado en un claro del bosque. Su rabo extendido bloqueaba el camino. Bhima dijo: “Oh, anciano mono. Aparta tu rabo del camino, pues debo pasar. Las Escrituras prohíben que alguien pase sobre otra persona más anciana que él, así pues, ¡aparta de mi camino!” El mono respondió: “te lo ruego, no te enfades, soy demasiado viejo para moverme, no puedo mover siquiera mi rabo. Te doy mi permiso para saltar sobre él”.

 

A Bhima esto no le gustó. Dijo: “No es correcto. No debo saltar sobre un mayor. Pero si no me das opción, tendré que saltar sobre ti, como el gran Hanuman saltó sobre el océano”. El mono dijo: “¿Quién es ese Hanuman? Hablas de él con mucho respeto. ¿Quién es?” En el mono había una mirada de sorna, y Bhima montó en cólera: “¿Siendo un mono no sabes quién es Hanuman? ¡Hanuman es el más grande de los monos! ¡Es un devoto del Señor Rama! Es hijo del viento, y mi medio hermano. ¡Debería darte vergüenza!” El mono dijo “Por favor, no te enfades conmigo. Ya te he dicho que soy muy viejo. Se me ocurre una idea. Pareces un hombre fuerte, así que tú mismo puedes apartar mi rabo del camino”.

 

A Bhima esto le pareció bien. Tomó el rabo, pensando que lo movería con facilidad, pero el rabo no se movió ni un poco. Lo tomó con ambas manos, tiró y tiró con todas sus fuerzas, pero nada pudo hacer. El hombre más fuerte de la tierra no pudo siquiera mover el rabo de un mono viejo.

 

Bhima comprendió entonces. Se acercó al mono con las manos unidas y le dijo: “Tú no eres un mono ordinario, por favor dime quien eres. Perdóname, he cometido una gran ofensa al tratarte de tal forma. Dime si eres un dios, o un sabio que ha tomado forma de mono”. El mono reveló su verdadera forma: Era, por supuesto, el gran Hanuman.

 

Los dos hermanos se abrazaron, y hablaron de muchas cosas, durante mucho tiempo. Al ir Bhima a partir, Hanuman dijo: “Me gustaría concederte una gracia. Por favor, pídeme lo que desees”. Bhima le dijo que cuando terminase su exilio, tendrían que ir a la guerra contra Duryodhana: “si luchas con nosotros, no hay duda de que la victoria será nuestra”. Hanuman respondió: En esta era ya no lucho con las armas. Mis armas son el Santo Nombre del Señor Rama. No puedo causar daño a un ser humano. Pero Haré esto: me sentaré en la bandera del carro de Arjuna, tu hermano y seré su emblema. Así, no os quepa duda de que ganaréis”.

 

Debido a ello es que la bandera del carro de Arjuna mostraba la figura del mono. Hanuman no se equivocaba, ya que todo guerrero espiritual que lleve como emblema a Hanuman, es decir, la devoción y el valor, siempre saldrá triunfante.

 

Shloka:

Yatra Yatra Raghunātha-kīrtanaṃ

Tatra Tatra Kṛita-masta āñjalim,

vāṣhpa-vāri-pari-pūrṇa-lochanaṃ

Mārutiṃ Namata Rākṣhasāntakam,

 

Postraciones ante el Hijo del Viento, Hanuman, destructor de los demonios,quien, con su cabeza inclinada y sus manos unidas, frecuenta todo lugar donde el Nombre de Rama sea glorificado.