· 

Los signos del brahmán

Los brahmanas, brahmines o brahmanes conforman una gran parte del cuerpo clerical del hinduismo. Son sacerdotes, maestros o intelectuales. Un brahmana es aquel que ha sido iniciado en el canto del Gayatri Mantra, el cordón sagrado, es instruido en las Escrituras y sigue sus mandatos. También se llama brahmana a aquel que es hijo de un brahmana. Quien adora al Sol con agua y el mantra Gayatri tres veces al día es un brahmana. En un nivel amplio es un brahmana todo aquel que posee las cualidades de pureza, humildad, autocontrol y religiosidad. Quien dice siempre la verdad tratando de no dañar a nadie es un brahmana. Aquel que repite constantemente el nombre de Dios puede ser llamado un brahmana. Todas estas son definiciones de brahmana.

 

Hay que aclarar que, al contrario de lo que algunos piensan, no basta con llevar un hermoso cordón de algodón a lo largo del cuerpo y una gran marca de sándalo en la frente para ser un brahmana, o haber nacido en una familia brahmínica. Las cualidades de pureza, veracidad y humildad deben estar presentes en alguien para ser llamado así. Sura Das era un brahmana por nacimiento en una familia de prestigio, pero era lujurioso y desenfrenado. Sólo cuando abandonó el mundo y se dedico al canto del Santo Nombre se convirtió de verdad en un brahmana. Vidura y Valmiki eran ambos de bajo nacimiento y se convirtieron en brahmanas por su gran sabiduría y devoción. Hoy día hay algunas personas, hombres y mujeres, que han nacido en occidente fuera del Sanatana Dharma, pero se han convertido en brahmanas por su estudio constante y cumplimiento de los mandatos védicos.

 

En ocasiones, los signos y señales externas de los brahmanas pueden resultarnos chocantes, en cuanto al vestir, el peinarse, las marcas de la frente o pinturas en su cuerpo y otras, pareciéndonos que son una especie de santones o sectarios. En realidad cada uno de los componentes de su aspecto tiene un profundo significado. Hoy veremos algunos de los signos del brahmán y descubriremos su significado. Estos símbolos no están confinados sólo al uso de los brahmanes, sino que son utilizados en mayor o menor medida por todos los hindúes. Sin embargo, hoy día son los brahmanas quienes los mantienen con mayor constancia.

La Shikha o Choti

 

La Shikha, también llamada Choti en el sur de la India, es un mechón de cabello que sobresale del cabello del brahmana. En el momento de hacerle su primer corte de pelo, o cuando es ordenado en el cordón sagrado, se le rapa la cabeza dejando un único mechón en la coronilla. Este mechón es imprescindible para realizar los rituales védicos. Es uno de los rasgos más distintivos de los brahmanas. En realidad, el significado de la shikha es ekagrata, o una única meta. Llevar un solo mechón de cabello significa que el brahmana sólo tiene un deseo en el mundo, que es Dios o la Liberación Espiritual. De este modo tiene siempre presente su sadhana o trabajo espiritual. El mechón de cabello tiene también un sentido científico. Tiene un efecto de protección en las zonas vitales del cerebro y el sistema nervioso.

 

El cordón sagrado

 

El cordón que los brahmanas llevan alrededor del cuerpo es llamado yajñopavita o “cordón sacrificial” ya que es necesario para realizar ciertos rituales védicos. Antiguamente, tanto hombres como mujeres lo llevaban. Hoy día lo llevan mayoritariamente los hombres. Es preciso restaurar las antiguas tradiciones y devolver a las mujeres su derecho a la dignidad brahmínica.

El cordón consta de tres hebras de algodón unidas por un nudo llamado Brahma-granthi, o nudo de Brahman. El significado de los tres significa que el brahmana debe ser puro no sólo externamente, sino en palabra, pensamiento y obra (manasa vacha karmana). También, cada hebra representa a brahma, Vishnu y Shiva. El brahmana es amigo de todos los dioses, por ello los lleva consigo para su recuerdo. El nudo representa al Parabrahman, el Ser Supremo del cual todos los dioses emergen. Otro significado es el de los tres Vedas, rig, Sama y Yajur. EL brahmana no sólo estudia los Vedas, los vive. Por ello los lleva siempre consigo. En el momento de cantar el Gayatri Mantra sujeta con su mano el cordón como símbolo de conexión con el Dharma Hindú.

 

Además de estos significados y otros que no se mencionan es importante saber que este cordón no puede ser quitado del cuerpo en ninguna ocasión (más que para cambiarlo por uno nuevo cuando está gastado). Algunos, avergonzados de su herencia hindú, se lo quitan para ir a trabajar y se lo ponen en momentos festivos o religiosos. Esto es un grave error. Es muy importante mantenerlo siempre con uno, ya que así, el brahmana, aunque se deshaga de todo lo demás, esté en la ducha o en la cama, siempre tiene el recuerdo constante de su compromiso con la tradición védica.

El Tilaka o marca sagrada.

 

El Tilaka, la marca de sándalo, ceniza o cúrcuma que se aplica en la frente tiene un doble sentido. Por un lado identifica el culto que sigue aquel que lo lleva. Los devotos de Shiva llevan ceniza en su frente en forma de tres líneas. Los de Vishnu llevan sándalo en forma de dos líneas verticales, etc. El otro sentido es mantener siempre el recuerdo de lo Divino en sus mentes. Desde el punto de vista práctico, las sustancias auspiciosas que se aplican en la frente tienen un efecto medicinal y refrescante en el cerebro. Así, la concentración es muy poderosa a la hora de meditar.

 

La marca es aplicada en el bhrumadya o “tercer ojo”. El Señor Shiva tiene un tercer ojo divino en esta zona de Su frente. Así, cuando Él abre Su ojo divino, Su gran poder sale en poderosos rayos y los demonios son reducidos a cenizas. De forma similar, la marca en la frente representa la apertura del tercer ojo interno, de modo que las aflicciones e impurezas son aniquiladas en el devoto.

El Kanthi-Mala

 

El brahmana siempre lleva en su cuello un Kanthi mala o collar para el cuello, hecho de rudraksha, la semilla de Shiva, o de madera de Tulasi, la planta que le es querida a Vishnu. Estas plantas tienen poderosos efectos medicinales y energéticos y mantienen sanos a quienes los llevan. El rudraksha nació de las lágrimas de Shiva. Tulasi apareció durante el batimiento del océano, cuando Vishnu vio emerger el néctar de la inmortalidad, derramó una lágrima de alegría sobre éste que se convirtió en la primera hoja de Tulasi. Tulasi representa la dicha divina. Rudraksha la compasión de Dios.

 

Cuando el brahmana lleva consigo estos collares tiene mucho cuidado de no realizar acciones impuras. En realidad es un recordatorio de sus votos de No violencia, Veracidad y Autocontrol (Ahimsa, Satya y Brahmacharya). Algunos devotos de la Madre Divina llevan también collares de cristal de cuarzo (sphatika). Esto significa que deben ser transparentes y sinceros como el cristal, a través del cual se refleja la luz.

 

Los collares son también un recordatorio de su japa o repetición constante del mantra.

El Dhoti y el Chadar

 

En los rituales sagrados y ceremonias védicas el brahmana viste con un dhoti, una pieza de tela de unos cuatro metros que se enrolla alrededor de la cintura y se entrelaza entere las piernas, convirtiéndose en una especie de pantalón sin costuras. En la parte de arriba, se lleva una pieza de tela de la mitad de largura que cubre el cuerpo, llamada Chadar o Vesti. Algunos llevan escrito el nombre de Dios en la tela superior. Las mujeres llevan un sari, una pieza de tela aún más larga que se enrolla alrededor de todo el cuerpo. La ropa con costuras era considerada como un signo de riqueza antiguamente. El llevar ropa no cosida significa que el brahmana no desea más riqueza que la que llega a él naturalmente. No desea honores u opulencia para sí. Es un recordatorio de que debe ser humilde en toda circunstancia.

La hierba Kusha.

 

Los brahmanas se sientan a menudo sobre esterillas hechas con hierba Kusha, llamada también Darbha. También, en algunos rituales deben llevar un pequeño haz de Kusha atado en la mano o un anillo hecho con algunas hebras. La hierba Kusha tiene un gran poder purificador. Es muy importante en la fabricación de medicamentos ayurvédicos. Cuando se rapa la cabeza de un niño por primera vez, su cabeza es antes tocada con hierba Kusha. Su tacto es áspero y la hierba es aguda, de modo que si no es sujetada con delicadeza puede cortar la piel. Esto es un símbolo de la mente y el intelecto afilado y sutil, necesario para el estudio de las Escrituras. Además, al igual que la hierba Kusha, la mente es útil en los rituales pero si se usa incorrectamente puede ser peligrosa y dañar. La pureza y el control de la mente son los significados de la hierba Kusha.

Estos son algunos de los signos y símbolos externos del brahmana, pero debemos recordar siempre que los signos y símbolos no pueden servir para hacer ostentación de santidad, o de forma vacía y sin sentido. Deben ser una ayuda para el crecimiento espiritual y la contemplación de Dios. Los símbolos externos, bien llevados, son muy importantes para esto. Con el tiempo, lo externo se convierte en interno. El mechón de cabello, el cordón, la marca en la frente no han de ser más que reflejos de , la pureza, autocontrol y no violencia, verdaderos signos del brahmana.

 

Shloka:

Janmanā jāyate śūdraḥ

saṁskārad bhaved dvijaḥ

veda pathnat bhavet vipraḥ

brahma jānāti iti brahmaṇaḥ

 

Por nacimiento uno es un sudra; por iniciación, uno se vuelve un Dos-Veces-Nacido; por el conocimiento de los Vedas, uno se vuelve un erudito; El conocimiento de Brahma le hace a uno un brahmana.