· 

Los Mundos en el Hinduismo

El mundo es mucho más complejo y diverso de lo que podemos imaginar. En los tiempos actuales hemos caído en una visión que sólo contempla el mundo material y denso que podemos ver y tocar. Sin embargo, muchos pensadores, científicos y místicos de la historia han experienciado o intuido otras dimensiones y mundos. En la Religión Védica se habla de distintos planos de existencia. Por debajo del mundo espiritual, donde mora Ishvara, el Señor, se halla el mundo de la materia y los fenómenos. El mundo material, lejos de ser tan sólo la tierra que conocemos, posee multiples grados, desde el más elevado donde habita Chaturmukha Brahma, el dios creador, hasta el más denso, donde habitamos los mortales. El Vishnu Purana describe estos siete mundos con detalle, así como los mundos espirituales.

 

 

El mundo espiritual.

Más allá de los siete mundos mencionados, hay mundos de elevada condición, no sujetos al decaimiento ni la muerte. Estos son los mundos espirituales, los cuales no están hechos de materia sino de Consciencia (Chinmaya). en ellos mora el Señor en Sus diversas formas.

 

Vaikuntha o Vishnu-Loka es el mundo donde mora el Señor Vishnu y todas aquellas divinidades de Su misma naturaleza (Vishnu Tattva), tales como Sus esposas Lakshmi y Bhumi, y otros de Sus asociados.En los diversos departamentos de estos mundos también moran las diversas encarnaciones de Vishnu tales como Rama, krishna, etc, realizando eternamente Sus juegos divinos.

 

Shiva-Loka: Aunque el Señor Shiva tiene Su morada material en el monte Kailasha, hay un mundo espiritual donde Él reside con Su esposa la Madre Divina (Parvati Devi) y las deidades de Su naturaleza (Shiva Tattva) tales como Ganesha, Karttikeya, Nandi, etc. También se halla rodeado de sabios y yogis de gran sabiduria, que por devoción a Shiva lograron vivir en Su presencia.

 

El mundo material:

 

Por debajo de estos mundos se hallan los siete mundos de la materia, que son disueltos en el momento del fin de los tiempos y vueltos a crear en el siguiente ciclo cósmico. No todos los mundos tienen el mismo tiempo de existencia. Lo que para nosotros son 360 años, es sólo un año para los dioses. Todo el tiempo de existencia del mundo de los dioses es sólo un día para Brahma, y asi sucesivamente. Estos son los siete mundos materiales:

 

 

Satya Loka: Hogar de Brahma. Este es el umbral entre el mundo espiritual y el material. Sólo las almas más elevadas pero aún no liberadas pueden llegar hasta aquí.

 

Tapar Loka: El mundo del ascetismo, habitado por los vairajas, sabios de gran perfección, antepasados de los dioses y superiores a ellos.

 

Jana Loka: Habitado por los cuatro Sanat Kumaras, cuatro sabios perfectos (siddhas) hijos de Brahma. Permanecen célibes y con aspecto infantil por toda la eternidad.

 

Mahar Loka: Mundo de los rishis, los sabios celestiales guardianes de la sabiduría de los Vedas.

 

Svar Loka: Svar Loka o Svarga es el mundo de los devas, o dioses, seres de gran poder y dignidad, soberanos de los elementos y los fenómenos atmosféricos. Están divididos en distintas órdenes de dioses, y su rey es Indra, quien posee la soberanía sobre el relampago y la lluvia.

 

Bhuvar Loka: La región intermedia entre el ciuelo de los dioses y la tierra. Está dividida en dos secciones: la inferior en la que moran los astros y sus deidades regentes, tales como Shukra (Venus) Shani (Saturno) Guru (Júpiter), etc, y la superior o pitri loka, morada de los pitris, o antepasados, seres humanos fallecidos que llevaron una vida virtuosa.

 

Bhu Loka: Mundo de los mortales, donde viven los seres humanos, animales y algunos seres demoníacos como los Rakshasas, o elementales, como los yakshas.

 

Bajo el mundo mortal se hallan los submundos o Patalas, donde los asuras o anti-dioses tienen su morada.

 

El universo que contemplaron los rishis de antaño es enorme, misterioso y lleno de muundos y seres cuya naturaleza escapa a nuestra lógica. No obstante, los sabios que vieron estas verdades en sus corazones, supieron que, m´s allá de todos los mundos, habita un Único Ser de bondad, conocimiento y compasión sin igual. Es Él a quien debemos buscar y en quien debemos morar ¡que alcancemos devoción por Sus santos pies!

 

Shloka:

ā-brahma-bhuvanāl lokāḥ

punar āvartino ’rjuna

mām upetya tu kaunteya

punar janma na vidyate

 

Todos los mundos, incluido el de Brahma, tienen que renacer, ¡Oh, Arjuna! mas, para el que Me ha alcanzado, ¡oh, hijo de Kunti! ya no hay más renacimiento.