· 

Geometría Sagrada: Los Yantras

¿Qué son los Yantras?

 

Los Yantras son formas geométricas de carácter sagrado. No son formas imaginarias ni caprichos de los artistas. Uno no puede inventar un Yantra o crearlo de la nada. Los Yantras son la forma visible del mantra o sonido sagrado. De acuerdo con la filosofía del Tantra, cada Dios y Diosa tienen su mantra, el cual representa su cuerpo sonoro, y cada mantra tiene un Yantra que le corresponde. Así, no hay diferencia entre la Deidad, su mantra y su yantra.

 

La palabra Yantra significa “instrumento” o “máquina”. En rigor, un Yantra, si bien lo vemos estático, en su forma energética está en perpetuo movimiento. Los Yantras son representaciones de poderosas energías místicas con las que nuestros cuerpos sutiles pueden entrar en contacto y sintonizarse.

 

Los Yantras pueden ser utilizados con fines meditativos, para sintonizar con la deidad a la que se invoca. Aquellos que tienen dificultad en adorar una forma del Dios personal, hallarán una poderosa herramienta en estos objetos. Otra función es la adoración. Los Yantras pueden ser adorados exactamente como las deidades, puesto que son su equivalente geométrico. Una tercera utilidad es la de establecer una determinada energía en una casa, centro o templo. Por ejemplo, en un lugar sagrado donde se va a hacer adoración, a menudo se instala un Yantra para que las energías divinas sean atraídas por dicho lugar.

 

En líneas generales, el Yantra propicia un rasgo determinado de la Divinidad y lo trae ante nosotros cuando su uso es correcto.

 

Tipos de Yantra.

 

  • Aquellos Yantras que tienen forma redondeada o de disco son llamados Mandalas o Chakras. No deben confundirse con los Chakras de cuerpo sutil (los cuales también tienen un Yantra que los representan)
  • Algunos Yantras tienen una forma tridimensional, en general de tipo piramidal, construidos en metal o piedra. Estos Yantras son utilizados a menudo para la adoración en templos u hogares y son llamados Meru Yantra. El Meru es un monte sagrado que corresponde con el Axis Mundi o eje del mundo.
  • Otros están divididos en secciones y contienen números. Son llamdos Sankhya Yantras. Sankhya significa “enumeración”. Usualmente están relacionados con la numerología y a menudo sirven para conseguir ganancias materiales.
  • Algunos Yantras se dirigen a una sola Divinidad, mientras que otros engloban distintas fuerzas. Tal es el caso de los Navagraha Yantras, dedicados a los nueve planetas, a menudo usados para corregir defectos planetarios. No obstante es importante dirigirse a un astrólogo cualificado antes de escoger uno.

Hay más tipos de Yantras, en general dependiendo de la utilidad que se les da y la Divinidad a la que está dedicado. Esta información está codificada en los Tantra y Agama Shastras, textos sagrados hindúes dedicados a varios temas, entre ellos la construcción y consagración de altares y objetos sagrados.

 

Partes del Yantra.

 

En general, el Yantra está compuesto de formas geométricas sencillas tales como el círculo, el cuadrado, el triángulo, etc. Sin embargo, estas formas en combinación, invocan poderosas fuerzas divinas.

Casi todos los Yantras comienzan con un punto en el centro. Este punto, llamado bindu, representa la potencialidad de la Divinidad, y es por lo tanto la semilla y raíz del objeto. Toda meditación en un Yantra debe finalmente ser enfocada en este punto.

 

Los triángulos que se expanden a partir del punto, tanto invertidos como del derecho, representan la manifestación de la Divinidad, tanto en Su lado femenino (invertido) como masculino (derecho). Además, también representan el agua y el fuego respectivamente.

 

Los círculos que pueda haber representan el espacio o Akasha, sin el cual ninguna cración puede ser llevada a cabo.

 

A menudo estos están rodeados por un loto de ocho o dieciséis pétalos. Esto representa el poder de la Divinidad que se expande.

 

Una forma común a casi todos los Yantras es el cuadrado, que contiene todas las demás formas. A menudo este cuadrado tiene cuatro puertas. Entonces es llamado Bhu-Pura, y representa la tierra y los cuatro puntos cardinales. Es la forma más densa de la creación. De este modo, en el Yantra vamos de lo más sutil (la Deidad)  a lo más denso (la tierra) en proceso creativo descendente.

Consagración.

 

Hay fundamentalmente dos maneras de consagrar un Yantra. Una es a través de un ritual, védico o tántrico en el que se insufla vida en el objeto. El otro es más simple pero requiere de fuerza de voluntad, paciencia y gran devoción. A base de repetir constantemente el mantra correspondiente al Yantra en largas sesiones de meditación, la energía del dios puede penetrar en el Yantra. Dependiendo del tipo de Yantra puede llevar cientos y miles de repeticiones.

Materiales.

 

Los Yantras pueden ser casi de cualquier material. No obstante, un Yantra de materiales naturales será más conductivo de la energía divina que, por ejemplo uno de plástico. Lo ideal es hacerlos en determinados metales o en piedras que, ya de por sí, tienen cierta capacidad de absorber la energía sutil. En la antigüedad ( y aún ahora) eran hechos con materiales muy puros, tales como arroz, cúrcuma, sándalo y otras sustancias auspiciosas, sobre superficies de piedra.

 

Si bien todo lo anterior es cierto, esto no significa que porque el Yantra de uno esté pintado sobre papel no vaya a hacer su efecto. Siempre conviene recordar que, aunque es importante ceñirse a las regulaciones escriturales, y uno no debe ser negligente en cumplir los rituales, en último caso lo que más cuenta es el anhelo del devoto por encontrarse con su fuente, la práctica constante y la Gracia del Guru.

 

Shloka:

 

īśvaraḥ sarva-bhūtānām

hṛd-deśe’rjunatiṣṭhati

bhrāmayan sarva-bhūtāni

yantrārūḍhāni māyayā

 

El Señor está situado en los corazones de todos, oh, Arjuna, y dirige los movimientos de todos los seres, por su maya, como montados en una máquina.