· 

Pitru Paksha, honrando a los ancestros

El primer día después de la luna llena del mes de Bhadrapada comienza la profunda y solemne festividad de Pitru Paksha. Paksha significa medio mes lunar, es decir, dos semanas. Los Pitris son los”padres”, los ancestros, aquellos padres, madres, abuelos y todos los familiares que abandonaron sus cuerpos y dejaron esta vida. Por tanto, en la cultura védica se venera durante estas dos semanas a los ancestros y antepasados. Este año, la quincena comiena el sábado 14 de Septiembre.

 

Según las Escrituras, los Pitris o ancestros que no reencarnan, sino que por sus buenas acciones permanecen en un plano superior de existencia, moran en el Pitruloka o Bhuvarloka, un lugar no tan elevado como el mundo de los dioses, pero más elevado que el mundo de los mortales y el de los astros. Allí miran por sus descendientes en la tierra y cuidan de ellos. Los mortales, por su parte, como gratitud hacia ellos, ofrecen una vez al año, en estas fechas, la ceremonia llamada shraddha, en la que se ofrenda agua y semillas a los antepasados.

 

El significado más profundo de Pitru Paksha es que todos estamos conectados de una manera u otra a nuestros familiares. Nadie es totalmente individual, nadie es una isla. Somos nosotros, pero también somos nuestros padres y madres, nuestros abuelos y ancestros. Aunque no debemos anclarnos en el pasado, tampoco hemos de obviar estos lazos. Somos lo que somos gracias a aquellos que nos precedieron. Las ofrendas llevadas a cabo a los antepasados son a la vez un recordatorio de la mortalidad inevitable de los cuerpos, pero también de la inmortalidad de las almas, y al mismo tiempo, de la fuerza de las relaciones familiares, que perviven a pesar de la partida de los seres amados. Realmente nunca estamos solos. Los nuestros nos acompañan y guían.

Esta festividad culmina en el día de luna nueva, llamado Sarva Pitru Amavasya o la Luna Nueva de los Ancestros. Durante este día, se lleva a cabo la bella  ceremonia de Pitru Tarpanam. Ésta se realiza para honrar a aquellos que caminaron antes que nosotros por esta tierra, y sin los cuales no existiríamos, ni seríamos tal como somos. La idea de que estamos conectados con nuestros ancestros está muy arraigada en el hinduismo, y es necesario el reconocimiento del linaje familiar y del valor de sus enseñanzas para poder crecer espiritualmente. Por otro lado, las diversas acciones o Karmas que nos atan a nuestros familiares son de este modo purificadas.

 

La ceremonia se lleva a cabo ofreciendo agua, arroz y “tila” o semillas de sésamo a los ancestros. Aunque la ceremonia completa es más sofisticada, el corazón del ritual es simple: se toma un poco de cada ofrenda y dejándola caer  por el lado derecho de la mano, entre el pulgar y el índice, sobre un plato de metal mientras se repiten los mantras:

 

 

Om Pitrin Svadha Namastarpayami

 

Sarva Pitrin Tarpayami

 

Sarva Pitri-Ganan Tarpayami

 

Sarva Pitri Patnih Tarpayami

 

Sarva Pitri ganapatnih Tarpayami.

 

 

Estas sencillas ofrendas vendrían a alimentar a los espíritus de los antepasados. Dicho de otro modo, la energía de las ofrendas es elevada hacia los mundos etéreos, y es tomada por los pitris, quienes bendicen a sus descendientes en la tierra. Desde luego, la ceremonia original es más compleja, pero uno no debe tener miedo de que no ejecute el ritual con solvencia y por tanto algo salga mal. Cuando se hace con fe y gratitud, el resultado sólo puede ser bueno.

 

Aunque tradicionalmente son los hombres de la familia los que ejecutan la ceremonia, ésta no está vetada a las mujeres. Si se pregunta quién es apto para realizar el ritual de adoración a los ancestros, la respuesta es inmediata: todos tenemos ancestros y todos nos hallamos atados a ellos por los karmas familiares; el pitru tarpanam nos ayuda a estrechar los lazos con la familia.

 

Existe una deuda kármica con nuestros antepasados, ya que ellos nos dieron la existencia. Pero no es una deuda que deba agobiarnos o que debamos pagar a toda costa. Es una deuda amorosa, como la que uno siente con sus padres. No puede ser pagada con nada más que con gratitud.

 

Este año el día de Sarva Pitru Amavasya será el 28 de septiembre. Si hay alguien de tu familia a quien desearías dedicar esta ceremonia, envíanos su nombre y apellidos. En KrishnaKali Yoga Ashram tendremos mucho gusto de incluirla en la  ceremonia de Pitru Tarpanam que haremos para honrar a  los antepasados. Sea pues este un humilde homenaje a nuestros mayores y antepasados que nos sostuvieron y convirtieron en lo que somos.

 

¡Que en estos catorce días reforzemos los lazos con nuestros antepasados! ¡Que nos asistan y ayuden en el camino hacia el Supremo!

 

Shloka:

 

udbu̍dhyasvāgne̱ prati̍jā gṛhyenam

iṣṭā pū̱rte sagm̐sṛ̍jethām a̱yañca̍

puna̍ḥ kṛ̱ṇvagm̐stvā̍ pi̱tara̱ṁ yuvā̍nam

a̱nvātāgm̐̍ sī̱ttvayi̱ tantu̍m-e̱tam

 

¡Despierta, oh, Agni! ¡Oh, Luz de la Sabiduría! Mantennos vigilantes en las acciones hechas para nuestro beneficio y en las hechas para el beneficio de todos los seres. Que siempre permanezcamos juntos, haciendo jóvenes a los ancestros a través de las ofrendas, el hilo se mantiene a través de ti.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0