· 

El imparable Jagannatha (Ratha Yatra)

 

El 4 de julio de 2019 (fecha española) se celebra el día grande del bello festival de Orissa llamado Ratha-Yatra, o Peregrinaje de los Carros. En él, se venera a una de las más hermosas advocaciones del Señor Krishna, Jagannatha, cuyo nombre significa “El Señor del Universo”.

 

En esta advocación, Krishna forma una trinidad con Su hermano Baladeva y Su hermana Subhadra. Las deidades, de madera, son gigantescas, no figurativas. Se muestra a Krishna y Sus hermanos con rostro inmenso, ojos enormes y redondos que casi ocupan todo el rostro. Decorados con varias joyas y marcas auspiciosas y pintados de vivos colores. Las deidades son repuestas cada doce años, si bien su culto es antiquísimo.

 

Estas deidades permanecen durante todo el año en el templo de Jagannath en Orissa. Pero durante el festival de las carrozas, se las saca en enormes carros de aspecto palaciego, recorriendo tres kilómetros hasta el templo de Gundicha, en el cual permanecerá nueve días. Simbólicamente, esto representa el pasatiempo en el que Krishna escapa de Dwaraka, la ciudad en la que reinaba, para ir a ver a Sus amadas pastorcillas de Vrindavan.

Hay una curiosa anécdota relacionada con el festival. Antiguamente, los ingleses decían que los devotos de Jagannatha se arrojaban bajo las ruedas del carro de la deidad para lograr Su Gracia, a causa de lo cual morían al pasar el carro sobre sus espaldas. Dicha práctica se menciona por primera vez en un texto inglés de la edad media llamado Los Viajes de Sir John Mandeville, que no menciona el nombre de Jagannatha, pero sí un festival de India con carros en el que esto sucedía. En todo caso, el texto no posee corroboración histórica.

 

Hay una mención a dicha idea en la hagiografía del santo bengalí Krishna Chaitanya, quien es recordado como una encarnación del Señor, y que reprende a uno de Sus discípulos, Sanatana, por ocurrírsele tal idea de arrojarse a las ruedas del carro del Ratha Yatra. Esto hace pensar que pudo ser una costumbre real, pero al parecer, nada bien vista dentro de la tradición védica.

 

Aunque es posible que, debido a la gran masificación de gente en el festival, estas muertes sucedieran, en la mayoría de los casos, accidentalmente, o bien fuera una costumbre minoritaria de unos pocos fanáticos, esta idea cobró mucha fuerza en la Inglaterra colonizadora, ya que, como es natural, buscaba retratar a los invadidos como una cultura de bárbaros a los que era necesario civilizar. Así, aún en nuestros días, se utiliza una palabra en inglés,” juggernaut”, la cual procede del sánscrito Jagannatha, y que significa “fuerza imparable”.

 

Si esta palabra fue acuñada con malicia o no, es imposible saberlo. A pesar de ello, el significado que se le da no es erróneo para la Divinidad, no porque atropelle o pase por encima de Sus devotos, tal como decían los británicos, sino por la energía arrolladora de la deidad, la cual se considera la forma de krishna con mayor expresión de misericordia. Se dice en el Bhagavata Purana, un texto de adoración a Krishna, que la devoción al Señor Supremo tiene dos cualidades: "ahaituki" o incausada, y "apratihata", que no puede ser detenida. Por lo tanto la devoción que esta deidad causa anualmente en los corazones de miles y miles de peregrinos no puede ser sino calificada como juggernaut, o "fuerza imparable".

 

Shloka:

kṛpā-pārāvārah sajala-jalada-śreni-ruciro

ramā-vāni-soma sphurad-amala-padmobhava-mukhaiḥ

surendrair-ārādhyah śruti-gaṇa-śikhā-gīto-carito

Jagannāthaḥ Svāmī nayana-patha-gāmī bhavatu me.

 

El Señor Jagannatha es como un océano de misericordia. Es hermoso como una hilera de nubes densas. Él es glorificado por Lakshmi, Sarásvati y Uma, así como por Brahma el resplandeciente Señor de los Dioses. Su gloria es cantada en las Upanishads que son la joya en la corona de los Vedas. Que este Jagannatha pueda ser objeto de mi visión.