· 

Ocho cualidades necesarias

Según Gautama Maharishi, quien escribió los famosos Gautama Dharma Sutras, uno de los códigos de leyes más antiguos de la tradición védica, hay ocho cualidades que los seres humanos debemos desarrollar en orden de convertirnos en seres civilizados y destruir los durgunas o cualidades de agitación de la mente. Las ocho cualidades benéficas se describen en el siguiente verso:

 

 Daya sarvabhutesuksantiranusuya saucamanayaso mangalam karpanyam aspriheti.

 

(Gautama Dharma Sutra VIII;23)

 

Tales son, estas virtudes enumeradas una por una:

 

 

1. Daya Sarvabhutesu: Bondad, compasión y amabilidad para con todos los seres.

 

2. Kshama: Perdón y tolerancia con los errores de los demás

 

3. Anusuya: Ausencia de celos

 

4. Shaucha: Pureza, tanto externa en nuestros cuerpos a través del agua como interna en nuestras mentes a través de la verdad y la ausencia de malos pensamientos.

 

5. Anasaya: No indulgenciar en lo mezquino o vulgar; evitar lo mundano.

 

6. Mangala: Desear y hablar bendiciones para todos los seres.

 

7. Akarpanya: Generosidad, no codiciar demasiado.

 

8. Aspriha: Ausencia de envidia o de deseo por los bienes ajenos.

 

Estas ocho cualidades son llamadas, en oposición a los durgunas, atmagunas, o cualidades del Alma. Aquel que trata de desarrollarlas con sinceridad gana prosperidad material y espiritual y dicha en esta y la otra vida.

 

Jamás debemos olvidar que toda forma de espiritualidad, religión o Yoga debe hacernos cada vez más morales, o en el mejor de los casos no servirá para nada. No hay más camino que el camino de la bondad y la compasión, y la desviación de estas dos virtudes bajo cualquier pretexto no creará sino una religión desvirtuada y pobre. Hagámonos pues dignos de recibir estas cualidades en nuestros corazones desde hoy mismo.

 

Shloka:

nāham kartā Hariḥ kartā

tvat-pūjā karma-cākhilam

yadyat karma-karomīti tat-tad

akhilaṃ Śambho tavārādhanam.

 

Yo no soy el hacedor: Sri Vishnu es el hacedor. Todas mis acciones son para Su adoración. ¡Oh, Shiva! Todas mis acciones son para Tu adoración.