· 

Conociendo a Hanuman (Hanuman Jayanti)

En toda la India, en la Luna llena del mes de Chaitra (Chaitra Shukla Purnima) se celebra el nacimiento del Señor Hanuman, el Dios Mono, símbolo de fuerza, devoción, autodominio, e inspiración para todos los hindúes del mundo. Este año la fecha es el 19 de Abril

 

El Dios Mono es una de las figuras centrales del Ramayana. En dicha Escritura, Hanuman es el ministro del rey Sugriva en Kishkindha, el reino de los vanaras, una especie de monos de gran inteligencia. Hanuman, tras conocer a Rama, se dedica por completo a Su servicio, siendo su acción determinanante para que el Señor Rama derrote al demonio Ravana en la batalla de Lanka, y recupere a Su esposa Sita, secuestrada por el demonio.

 

Sus proezas no tienen igual en toda la literatura védica. Hanuman cruza el océano de un solo salto para entregar el mensaje de Rama a Sita; quema la ciudad de los demonios con su rabo en llamas; levanta los Himalayas y los lleva por el cielo para llevar las hierbas curativas al ejército de Rama. Cuando Rama le pregunta cómo hizo todo esto, Hanuman sólo responde “lo hice por Tu Gracia, oh, Rama”. Él es la humildad personificada.

 

Hanuman es una expansión del Señor Shiva. En el mundo de los Dioses hay distintas órdenes de Divinidades. Una de ellas son los Rudras, once dioses dedicados a cumplir la voluntad del Señor Shiva. Se dice que el undécimo Rudra es Hanuman.

 

La importancia del culto a Hanuman es enorme en el hinduismo. Veamos a continuación algunos de los aspectos más importantes del Dios Mono en las diferentes Ramas de la tradición védica.

 

Hanuman como devoto.

 

Hanuman es, para empezar, el símbolo de la devoción. Uno podría preguntarse por qué Hanuman es escogido entre todos los protagonistas del Ramayana para encarnar esta virtud. Hay grandes héroes en el Ramayana que hicieron también grandes proezas por Rama. Sugriva, el rey de los monos, prestó su ejército a Rama y mató a muchos peligrososo demonios; Vibhisana, el hermano deRavana, abandonó a su propio hermnao y aconsejó a Rama para vencer en la batalla; Angada, el príncipe de los monos, se enfrentó al mismo Ravana y derrotó a todo el ejército de demonios. Pero, he aquí la diferencia entre estos grandes héroes y Hanuman. Por su ayuda a Rama, Sugriva recuepró el reino de Kishkindha, que le había sifdo arrebatado por su hermano Bali; Angada fue coronado como sucesor de este reino; Vibhisana, tras la muerte de Ravana fue nombrado rey de Lanka. Todos obtuvieron algo a cambio de sus servicios. Pero Hanuman no pidió nada. Todo lo que él deseaba era servir a su Señor. Por ello, Hanuman es el símbolo de Eka-Nishta, o la devoción unidireccional, sin deseo de recompensa. ÉL es el verdadero Karma Yogi, pues no realiza sus acciones por recompensas mundanas, ni tampoco divinas. Ni siquiera desea la Liberación. Su único deseo es complacer a su amado Señor. Esta es sin duda la quintaesencia de la devoción.

 

Hanuman y el Yoga

 

Hanuman es muy importante en el proceso del Yoga. El padre del Dios Mono es Vayu, el Dios de los vientos. Esta es la razón por la cual se mueve perfectamente por los aires. Se dice que antes de la batalla de Lanka, Rama y Su hermano Lakshmana fueron secuestrados por Mahiravana, un hermano de Ravana que vivía en los mundos infernales. Para matar a tal demonio, era necesario apagar una lámpara de cinco velas, cada una de las cuales estaba situada en uno de los puntos cardinales, y habían de ser apagadas al mismo tiempo. Hanuman accedió a los infiernos y, adquiriendo una forma de cinco cabezas, soplo las cinco velas al mismo tiempo, destruyendo así el poder de Mahiravana y salvando a Rama y Lakshmana. En esta historia, Ahiravana es la mente desordenada, y las cinco velas son los cinco aires vitales o Pranas del cuerpo humano. Hanuman no es otro que el control de la energía. A través del pranayama y del brahmacharya, Hanuman es capaz de hacer cesar los pranas y la mente, liberndo de esta maner a Rama, (el Alma Suprema) para que brille en todo Su esplendor.

 

Hanuman y el Ayurveda

 

El Dios Mono se considera también como patrón de los médicos y terapeutas, ya que llevó a cabo un gran viaje al Himalaya para hllar las hierbas sanjivani, las únicas que podían curar las heridas de Lakshmana. Al no estar seguro de cuáles eran las hierbas, arrancó la montaña entera y la llevó al campo de batalla para que el médico pudiera escogerlas él mismo. Según otra versión, hizo esto para curar no sólo las heridas de Lakshmana, sino las de todo el ejército.

 

En el Ayurveda, la medicina tradicional india, se considera que hay tres tipos de humores generados por los cinco elementos. De entre estos, el llamado Vata se dice que es el rey entre los tres. Vata Dosha es el humor nacido del aire y el espacio, por lo cual su naturaleza es móvil y da movimiento a los otros dos; sin embargo, precisamente por esta naturaleza, también es inestable, y en casos de agravamiento de este humor, puede haber disturbios mentales, nerviosismo, convulsiones, etc. Hanuman, como hijo del viento, está relacionado con el humor vata, pero él es absolutamente autocontrolado. Es el más grande de los Yogis. Por eso, representa el Vata Dosha en perfecto equilibrio, y su adoración puede ayudar a quienes tienen agravamiento de Vata.

 

Hanuman y la astrología

 

Es una costumbre muy establecida adorar a Hanuman en martes y sábado. La razón es que hacerlo, nulifica los efectos negativos de los planetas maléficos, Marte y Saturno.

 

Se dice que cuando Hanuman estuvo en el palacio de Ravana, encontró a Shanidev, el regente del planeta Saturno encadenado. Ravana lo había capturado para evitar que el planeta influenciara su destino en la batalla contra Rama. Hanuman liberó a Shanidev, y por ello, éste le prometió, que cualquiera que invocara a Hanuman en sábado, el día de Saturno, sería liberado de los efectos inauspiciosos del planeta.

 

El martes es el día de Marte. La influencia de este planeta produce lo que se llama Kuja Dosha, o problemas matrimoniales. Como Marte es el planeta de la guerra, tiene malos efectos sobre las parejas. Debido a que Hanuman aplicó todos sus esfuerzos en volver a unir a la Divina Pareja de Sita y Rama, su invocación en martes, también se considera que destruye los efectos separadores de Marte.

 

Hanuman y Vivekananda

 

Por último, una hermosa anécdota de la vida de Swami Vivekananda revela la importancia que Hanuman tendría para inspirar al líder religioso.

 

Cuando Swami Vivekananda era un niño, cuyo nombre seglar era Narendra, le agradaba mucho la personalidad de Hanuman en el Ramayana. Un día, su madre le dijo que Hanuman era inmortal, y que todavía vive en la tierra. Desde entonces, el pequeño Narendra albergó el deseo de verlo con sus propios ojos.  Un día, oyendo un recital del Ramayana, el niño tuvo una idea. Preguntó al narrador: “Panditji, acabas de decir que a Hanuman le gustan los plátanos y y vive en las plataneras ¿puedo verle en la plataneras?” El Pandit no quiso desilusionar al niño y dijo “ciertamente, hijo mío”. Narendra fue a una platanera que había cerca de la casa y se sentó allí, esperando que Hanuman apareciera. Esperó durante todo el día, hasta la noche, sin que el Dios Mono apareciera. Por la noche regresó a casa y le contó todo as u madre. Su madrele besó en la frente y le dijo: “No importa, mi niño. Seguramente Hanuman estaba en otro sitio ocupado en cumplir alguna orden del Señor Rama. Le verás otro día”.

 

No sabemos si Narendra volvió a la platanera, o sí consiguió ver finalmente al Señor Hanuman, pero sí sabemos que, poco tiempo antes de morir, uno de sus discípulos le preguntó qué ideal debería seguir en la vida. Swami Vivekananda respondió lo siguiente:

 

 

“Que tu ideal sea Hanuman. Mira cómo, a la orden del Señor Rama, cruzó el océano. No le importaba la vida ni la muerte. Era un perfecto maestro de sus sentidos y era maravillosamente sagaz. Ahora debes construir tu vida sobre este gran ideal de servicio personal. Ahora debes construir tu vida sobre este gran ideal de servicio personal”.

 

 

¡Que en este día de Hanuman Jayanti todos adquiramos las divinas cualidades de devoción, valor y contienencia del Señor Hanuman! ¡Qué el nos bendiga con amor puro por los Pies Divinos de Sri Rama! ¡Y que el Dharma se expanda a través de su culto! ¡Om Bolo Pavanaputra Rambhakta Hanuman ki Jai!

 

Shloka:

 

Yatra Yatra Raghunātha-kīrtanaṃ

Tatra Tatra Kṛita-masta āñjalim,

vāṣhpa-vāri-pari-pūrṇa-lochanaṃ

Mārutiṃ Namata Rākṣhasāntakam,

 

Postraciones ante el Hijo del Viento, Hanuman, destructor de los demonios, quien, con su cabeza inclinada y sus manos unidas, frecuenta todo lugar donde el Nombre de Rama sea glorificado.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0