· 

Chiranjivin: Los ocho inmortales

 

Todos los seres están sujetos a la muerte y posterior reencarnación en sucesivas vidas, esto es inexorable para todos en el mundo material. Sin embargo, en la literatura védica hay una serie de excepciones a esta regla, los chiranjivin. La palabra chiram significa “permanente”, mientras que jiva significa “vida”, así, estos seres son virtualmente inmortales y aún viven entre nosotros. Hay muchos de estos personajes en los puranas y otros textos, pero usualmente el número de ellos se sitúa en ocho. Cada uno de ellos logró la inmortalidad de forma distinta y por razones diferentes. Estas son sus historias en breve:

 

1-Vyasa: El gran sabio y profeta que compiló los Vedas, y describió el Mahabharata y los Puranas. Su sabiduría es eterna y primordial, ya que es considerado una encarnación de Dios. Aún así, no abandona su cuerpo terrestre, ya que su vida está ligada a los Vedas, los cuales son de naturaleza inmortal.

 

2-Hanuman: El gran general mono, devoto del Señor Rama y símbolo de la lealtad y devoción, realizó grandes hazañas en servicio a su Señor. Cuando Rama decidió ascender a los cielos, Hanuman quería seguirle. Pero Rama le pidió que viviera en la tierra como guardián del Dharma, mientras su historia se siguiera contando. Debido a que la historia de Rama es también inmortal, Hanuman vive por siempre. Se dice además, que Rama le concedió a Hanuman el don de que en esta era, tendría incontables cuerpos. Estos cuerpos son los templos de adoración a Hanuman, esparcidos por todo el mundo.

 

3-Kripa: Kripa fue el instructor en el arte de la guerra de los príncipes del Mahabharata, y uno de los pocos supervivientes de la gran guerra que se narra en la épica obra. Kripa nació de un brahmín-guerrero, que se hallaba en grandes penitencias ascéticas. Los dioses, temerosos de que alcanzara demasiado poder, le enviaron a una ninfa celestial que lo sedujera para que abandonara sus austeridades. El brahmín resistió a los encantos de la ninfa, pero no pudo evitar una expulsión involuntaria de su semen, la cual cayó en unas hojas, partiéndose en dos, y dando lugar a Kripa y su hermana Kripi. Puesto que Kripa realmente no nació, tampoco puede morir.

 

4-Ashvattama: Ashvattama fue otro héroe del Mahabharata. Deseoso de venganza por la muerte de su padre en la guerra contra los Pandavas, degolló a los familiares y amigos de éstos mientras dormían. No contento con esto, lanzó un astra, un arma mágica contra el nieto del príncipe pandava Arjuna, que aún se hallaba en el vientre de su madre. El Señor Krishna resucitó al niño, que nació muerto debido al astra. A Krishna le pareció un acto tan deleznable, que maldijo a Ashvattama a vivir para siempre sin nadie que le diese nunca asilo.

 

5-Vibhisana: Vibhisana es el hermano de Ravana, el rey demonio de Lanka que secuestró a la esposa del Señor Rama en el Ramayana. A pesar de su naturaleza demoníaca, Vibhisana consideró el secuestro de Sita como injusto, por lo cual fue desterrado por su hermano Ravana. Así, se unió al ejército de Rama, y fue de gran ayuda en la guerra de Lanka, que culminó con la muerte de Ravana, y la liberación de Sita. Al igual que Hanuman, fue bendecido por Rama con la inmortalidad.

6-Markandeya: El sabio Markandeya fue concebido merced a Yama, el rey de los muertos. Yama le prometió a su padre que tendría un hijo si se lo entregaba a la edad de 16 años. Markandeya creció como un gran devoto de Shiva, y siempre le ofrecía adoración. EL día de su 16 cumpleaños estaba de hecho en adoración a Shiva, cuando Yama apareció para llevárselo. El joven se acogió a Shiva, el cual apareció y lo defendió de Yama. Yama jamás se ha vuelto a atrever a tomar a Markandeya para no enfrentarse con Shiva, y por ello, Markandeya siempre tiene el aspecto de un joven de dieciséis años, a pesar de ser inmortal.

 

7-Bali: Bali fue un rey de los demonios que llego a conquistar todos los mundos. Para devolver el cielo a los dioses y la tierra a los hombres, Vishnu apareció en la forma de Vamana, quien convirtiéndose en gigante, aplastó a Bali y lo sumergió en los infiernos. Esto en realidad, fue una bendición especial de Vishnu, ya que Bali era un demonio devoto. Vishnu le concedió el dominio del reino infernal, debido a lo cual debe vivir para siempre.

 

8-Parashurama: Parashurama es una encarnación parcial del dios Vishnu, nacido para derrotar a los orgullosos guerreros que habían destituido a la clase brahmín, y establecido una dictadura militar. Cuando Parashurama cumplió su misión, se retiró al Himalaya, ya que según la profecía, debe instruir a Kalki, el último avatar de Vishnu que pondrá fin a la presente era, de esta manera, él no puede morir hasta que llegue el fin de los tiempos.

 

Estos siete son los Chiranjivin. Como se ve, la vida eterna no siempre es una bendición, en ocasiones resulta de una rara casualidad o incluso de una maldición, ya que como nos instruyen los Vedas, la verdadera inmortalidad está en el alma y no en el cuerpo físico. De nada sirve buscar la perfección del cuerpo, mientras no se embellezca al mismo tiempo el alma inmortal.

 

Shloka:

 

nāsato vidyate bhāvo

nabhāvo vidyate sataḥ

ubhayor api dṛṣṭo ’ntas

tv anayos tattva-darśibhiḥ

 

Lo que existe no puede dejar de existir, y lo que no existe, no viene a la existencia. Esta doble verdad ha sido percibida por los sabios