· 

Shikha, el mechón de cabello de los hindúes

 Tradicionalmente los hindúes practicantes llevan un mechón de pelo más largo que el resto en la parte alta de la cabeza. Este mechón es llamado shikha, o kudumi en el sur de India. Al celebrar la ceremonia de chuda-karana, o la primera vez que se afeita la cabeza de un niño, al cumplir el año de edad, se le deja este mechón, que puede variar de tamaño, anchura y largura. Hoy día no todos los hindúes cumplen este rito, pero sigue siendo llevada por los brahmines y devotos de determinadas ramas del hinduismo. La tradición dice que Dios sujeta al devoto de la shikha para sacarlo del océano de la mundanidad. Aparte de las razones culturales y religiosas (es de uso imprescindible para practicar los ritos védicos), existe otro motivo para este particular peinado.

 En el ayurveda, la medicina tradicional india, se conocen los marmas, una serie de puntos donde se cruzan nervios con distintos elementos como tendones, huesos, etc. Al mismo tiempo existen como parte del cuerpo sutil del ser humano, en su forma energética. En el tratado de susruta, antiguo texto ayurvédico, se conocen hasta 107 de estos puntos, aunque parecen haber muchos más. En los marmas se manifiestan especialmente los pranas o energías vitales, de modo que son puntos clave en la medicina india para el tratamiento de enfermedades. En la parte alta de la cabeza se encuentra uno de los más importantes, el adhipati marma. Se dice que justo por esta zona es que la energía vital se escapa del cuerpo cuando uno muere.

Debido a la importancia de este punto, tradicionalmente ha sido “protegido” manteniendo el mechón de cabello sobre la coronilla.

Sin embargo, quizás la explicación más bella para esta costumbre capilar, es que mantener un solo mechón en la cabeza, para los hindúes representa ekagrata, o lo que es lo mismo, el empeño único de hallar la Liberación. El cortar todos los cabellos simboliza la destrucción de todos los deseos mundanos, y el dejar un solo mechón, que el aspirante mantiene un único anhelo: realizar a la Divinidad.

 

 Shloka:

 

Vande dhanvantariṁ viṣṇum

 Āyur-veda-pravartakam

 piyūṣa-pūrṇa-kalaśaṁ

 smṛta-mātrārti-nāśanam

 

Significado:

 

Homenaje a Dhanvantari, la forma de Vishnu que inició la práctica de la medicina. Él sostiene una jarra llena de ambrosía, y basta recordarle para destruir todo sufrimiento.