· 

La adoración al Sol (Makara Sankranti)

Este 14 de Enero se celebra en India un evento astrológico de gran importancia, el Makara Sankranti. Un Sankranti es una conjunción. Makara es el signo de Capricornio. Makara Sankranti es cuando el Sol entra en el signo de Capricornio. De todos los sankrantis del año, este es el más importante, ya que marca la llegada de la nueva época del año. El Sol detiene su camino hacia el Sur (Dakshinayana), y comienza su ruta hacia el Norte (Uttarayana), lo cual da luz verde para las cosechas, y marca el comienzo de la época más auspiciosa para los rituales y celebraciones religiosas, por ejemplo, a menudo es una fecha escogida por los maestros para hacer las iniciaciones a sus discípulos. La festividad es llamada Lohri en el Punjab, Makaravilakku en Kerala y Pongal en Tamil Nadu. En cualquier caso, el gran protagonista de esta festividad es el Sol, Surya Devata.

 

El culto al Sol tiene una importancia troncal en la religión védica. El Sol representa a la Divinidad. Él es la forma visible de la Divinidad o Pratyaksha Brahman. Es la puerta entre el mundo material y el espiritual. Del mismo modo que a nivel físico todos los seres de la tierra debemos nuestra misma existencia al Sol, también todos los seres debemos nuestra existencia al Señor Supremo. Por lo tanto, el Sol es el heraldo de Dios en el mundo manifestado.

Los devotos hinduistas realizan un ritual desde tiempos remotos llamado Sandhya Vandanam o adoración a las conjunciones del día. Hay dos conjunciones en el día, el momento en el que se juntan la noche con el amanecer y el momento en el que se juntan el día con el anochecer. Estos son los Sandhyas. Un tercer momento sagrado (Madhyanika) se añade a este ritual que es el mediodía, momento en el que el Sol está en su cénit. Por lo tanto, se hace adoración al Sol en el momento de las dos conjunciones o Sandhyas y al mediodía. Este ritual es profundamente sagrado. Todos los hindúes pueden llevarlo a cabo, pero los brahmanas o iniciados en el cordón sagrado están obligados a realizarlo como parte de sus votos.

La ciencia del Sandhya

 

Uno puede preguntarse por qué el ritual se lleva a cabo en estos momentos del día, cuando quizás sería más práctico o cómodo hacerlo en otras horas. Hay varias razones que conceden a estos momentos un carácter más sagrado.

 

Los Gunas

 

Las cualidades de la naturaleza o Gunas, permean todo el universo. Todo cuanto existe y se mueve está formado por ellas. Son Sattva o Pureza, Rajas o actividad y Tamas o inercia. También el día consiste en estas cualidades. Al amanecer predomina Sattva cuando el día es más claro y luminoso y el ambiente es más suave, hasta el mediodía que se alza Rajas, cuando el Sol está más alto y irradia sus rayos más fuertemente. Al la nochecer, cuano el sol va desapareciendo y todas las criaturas van cesando sus actividades, predomina Tamas. El Sandhya se hace en los tres momentos de transición en adoración al Sol, representando a la Divinidad que trasciende los tres Gunas, en orden de alcanzar también el estado de trascendencia.

 

Los Sandhyas y el Yoga

 

Otra de las razones para ejecutar el Sandhya se nos revela en los Yoga Shastras o Escrituras del Yoga. El ser humano tiene, en su cuerpo energético, tres canales especialmente importantes para la práctica del Yoga: Ida o el canal de energía lunar, que se manifiesta en la respiración por el orificio izquierdo, Pingala o el canal de energía solar, manifestado en la respiración por el orificio derecho, y Sushumna o el canal central que conduce al estado más elevado. La práctica del Yoga consiste en hacer que la energía, que fluye por los canales izquierdo y derecho alternadamente, se equilibre y fluya por el canal central. Cuando predomina Ida, el canal izquierdo, la narina derecha está un poco más bloqueada; cuando lo hace Pingala, es la izquierda la que está bloqueada. Esto se alterna durante el día en intervalos de una a tres horas en casi todo el mundo. Sin embargo, durante los Sandhyas, la eergía está equilibrada, no predomina en ninguno de los dos canales. Por ello, las prácticas yóguicas y meditativas son más fructíferas durante estos momentos. Esta es la razón por la cual el ritual de Sandhya Vandanam se lleva a cabo en estas horas.

Los componentes del ritual

 

El Sandhya Vandanam es un ritual completo en sí mismo. Todas las prácticas yóguicas son contenidas en él. El famoso Saludo al Sol, popularizado en occidente, es una evolución de las postraciones hechas a Surya durante este ritual. En el Sandhya hay una combinación de Asana, Pranayama, Japa, Upasana y Svadhyaya. Su práctica calma la mente y la concentra en el Señor Supremo, confiriendo al devoto energía espiritual o Brahma Tejas.

 

El Sandhya debe hacerse encarándose hacia el Sol, por lo cual se hará cara al Este a la mañana, cara al Norte al mediodía y cara al Sur al anochecer. Si esto no es posible, puede hacerse de cara a la imagen de una deidad. Uno debe sentarse en Siddha o Padmasana, o en otra postura yóguica con la espalda recta. Esta es la práctica de Asana. Despues de purificar el cuerpo con agua y los nombres del Señor Vishnu, se hará Pranayama respirando alternadamente por ambas fosas nasales. Esto calma la mente y prepara para la concentración. Después se ofrece agua al Sol tres veces. Esto es Bhakti o adoración devota. Se venera a los planetas y a las deidades en devota meditación; luego, el Gayatri Mantra es repetido con gran concentración. Esta es la parte más importante del ritual. Hecha con verdadera concentración y fe es igual a Dhyana o Meditación, y Svadhyaya o estudio de la Escritura. Finalmente se venerará a todas las direcciones o puntos cardinales, y se adorará a Surya, el Sol, con distintas postraciones.

 

Los requisitos para realizar el Sandhya para un devoto hindú son la alimentación vegetariana y sinceridad en la práctica. De este modo, el aspirante hallará el mayor beneficio en su práctica.

 

Hoy día muchos hindúes han abandonado la práctica del Sandhya Vandanam, influenciados por el materialismo, ignorantes de los grandes beneficios de dicha práctica. Los antiguos Rishis o sabios de antaño prescribieron este ritual para el beneficio de la humanidad entera. Por medio de su práctica, el devoto asimila su ser individual con el movimiento del cosmos, y enfoca su mente en la Luz de la Divinidad.

 

Que en este día de Makara Sankranti, todos llevemos a cabo la meditación en el Sol, verdadero corazón del mundo, y hallemos conocimiento divino y fuerza espiritual. ¡Om Suryaya Namah!

 

Shloka:

namaḥ savitre jagadeka chakṣuśe

jagat prasuti sthiti nāśa hetave

trayi mayāya triguṇātma dhāriṇe

virinci nārāyaṇa śankarātmane

 

Saludo a ese Sol, ojo del mundo que nutre, esencia del Veda, creador, mantenedor y destructor del mundo, que se manifiesta en las tres cualidades materiales como Brahma, Vishnu y el Señor Shiva.